Adiós Lalo


lalo-garcia-blanco-negro--644x362

Los antiguos griegos desarrollaron el concepto de la fama como el vehículo que hacía al hombre inmortal: un hombre no moriría si sus hazañas eran recordadas por las generaciones venideras. Así, los grandes héroes de la Grecia arcaica serían inmortales, puesto que la gloria adquirida en el combate perduraría siempre. Aquiles es el gran ejemplo de este concepto: se le dio a elegir entre tener una vida larga pero anodina o marchar a Troya donde sus hazañas serían tantas que se cantarían por siempre, pero moriría joven. Decidió ir a la guerra, a sabiendas de que su destino no se podría cambiar.

Ayer apareció el cadáver de Lalo García en un recodo del Pisuerga. Desaparecido desde el pasado 4 de marzo, pocos días antes de cumplir los 44 años, se cumplieron los peores presagios, poniendo fin a semanas de angustia y también de esperanza.

Lalo García, nacido en Valladolid el 20 de marzo de 1971, pasó toda su vida deportiva ligado al CB Valladolid desde que ingresara en su cantera en edad cadete. En 1988 debutó en la liga ACB con solo 17 años, compartiendo durante las 13 temporadas que pasó en el Forum vestuario con algunos de los más grandes nombres de la historia del baloncesto: Sabonis, Homicius, Corbalán, Oscar Schmidt-Becerra, Tikhonenko, Fetisov…

Desde la posición de escolta, es de esos jugadores que son imprescindibles en sus equipos; gran defensor y un líder dentro de la pista. Las lesiones le obligaron a abandonar el baloncesto al término de la temporada 00/01, con 30 años de edad. Por entonces, era la referencia de su club y había llegado a jugar con la selección española un puñado de partidos.

Tan importante para el club fue su paso, que, de todos los grandes jugadores que han vestido la camiseta del Forum es el único al que se le ha retirado el dorsal. El 20 de marzo de 2004, el día en que cumplía 33 años, el número 5 de Lalo García fue colgado del techo del Polideportivo Pisuerga y desde entonces no ha vuelto a ser usado por ningún otro jugador.

Pero, igual que una flecha clavada en su talón se cobró el peaje de la fama de Aquiles, el paso de la primera línea al anonimato a veces es duro y Lalo García al final no ha podido soportar ese peso. Lalo nos deja con 43 años; demasiado pronto. A los aficionados al baloncesto nos quedará su recuerdo, esa fama que buscaban los héroes de la antigua Grecia. Descanse en paz, Lalo García.

contador

circuito contador

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s