¿Sabías que…? Charles Barkley y el número 32


021715-NBA-Charles-Barkley-Philadelphia-76ers-1992-MM-PI.vadapt.620.high.0

Del techo del Wells Fargo Center de Filadelfia cuelga el número 34 de Charles Barkley, pero ¿sabías que en la temporada 91/92 Sir Charles jugó con el número 32 en lugar del 34?

Así es. El 7 de noviembre de 1991, Magic Johnson anunciaba en una conferencia de prensa que era portador de anticuerpos del VIH y debía abandonar la práctica del baloncesto. Aquello suponía una explosión nuclear en el mundo del baloncesto, que veía cómo uno de los mejores jugadores de todos los tiempos dejaba el deporte profesional por culpa de una enfermedad de la que por entonces aún no se sabía mucho.

Se llevaba una semana de competición cuando se produjo este anuncio y el terremoto se hizo sentir en todo el mundo del deporte. Charles Barkley por entonces tenía 27 años e iniciaba su octava temporada en los Sixers, franquicia que le había elegido en el draft del 84 con el quinto puesto. Convertido en la gran estrella del equipo desde la retirada de Julius Erving en 1988, Barkley era conocido no solo por ser uno de los mejores ala-pívots de la liga, sino por no desaprovechar ocasión para meterse en líos.

Pero también era un buen amigo de Magic Johnson, así que nada más conocer la noticia supo que debía hacer algo para mostrar su apoyo a Magic. Y lo que hizo fue pedir permiso a la dirección de los Sixers para cambiar su número 34 de siempre por el número 32. No habría habido ninguna pega al respecto, pero se daba la circunstancia de que el 32 había sido retirado el 17 de diciembre de 1976. Era el número que había portado Billy Cunningham en su camiseta en sus 9 temporadas como jugador de la franquicia de Filadelfia.

Sin embargo, no hubo ningún problema y la respuesta de Gene Shue, director general de los Sixers fue positiva:

“Pensamos que permitir que Charles lleve el 32 es una forma de expresar nuestra admiración y cariño hacia Magic.

En lo que concierne al equipo, el 32 pertenece y siempre será de Billy Cunningham.”

Así pues, Barkley jugó aquella temporada, que sería la última con los Sixers, con el número 32. Fue una bonita forma de homenajear a su gran amigo Magic Johnson, al que además siempre defendió cuando otros jugadores mostraban su rechazo a compartir una cancha de baloncesto con él. Eso sí, como siempre, a su manera:

“Solo jugamos al baloncesto. No vamos a mantener relaciones sexuales sin protección con Magic.”

dreamersx-large

contador

circuito contador

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s