Faltan dos días. Noches zaragozanas.


 

 

salmantinos-crop

 

Conocía las noches toledanas, esas interminables jornadas nocturnas marcadas por la presencia de algún mal o la anticipación de algún peligro, pero al llegar a Salamanca, cuna de la primera gramática y por ello guardiana impetuosa de nuestro idioma común, propondré el término de noche zaragozana. Lo malo es que aún no tengo claro su significado, aunque me empeño día a día en descubrirlo alargando progresivamente nuestro encuentro. En fin, sea cual sea éste, pronto las noches zaragozanas dejarán paso a un par de días por los Pirineos y a un plácido agosto en el que trataré de desentrañar mi futuro.

Lo que tengo claro es que nunca tuve un idilio con esta ciudad. Ayer, sin ir más lejos, me cobraron a precio de oro unas fotocopias, alguna de ellas inservible, y una carpeta que pensaba me iban a regalar. La crisis debe estar azotando con dureza este valle para tener que recurrir a comportamientos tan impropios de un buen comerciante. No le auguro ningún buen futuro al que exprime a sus clientes sin ofrecer tan siquiera una sonrisa a cambio. Conste como moraleja.

Pase la anécdota y llegue lo importante. A primera hora del día de ayer recibimos la visita de José Ignacio Hernández. El entrenador salmantino habló de lo que mejor conoce, jugar y ganar finales. Reconociendo que muchas veces entran en juego factores que los entrenadores no controlamos sí que ofreció ciertas claves para afrontar este tipo de partidos.

También nos acompañaron Gonzalo García y Richi Serrés. El primero nos habló de situaciones especiales de final de partido y analizó las notas comunes a todas ellas con un gran sentido del humor. Richi, por su parte, nos ofreció su particular visión de la gestión de los resultados, algo fundamental para mantener a los grupos en la inercia que nosotros queremos y no la que determinan los dígitos del marcador. Éste, además, nos propuso para finalizar unas dinámicas de cohesión y trabajo en equipo para poner punto y final a la carga lectiva de este CES 2014. Así, aunque algunos estábamos ya pidiendo la hora, consiguió que despidiéramos con una sonrisa lo que han sido trece días de esfuerzos intensos y concentrados.

Y sí, la tarde se la pueden imaginar. Horas y horas frente al ordenador editando un vídeo que presentaremos esta mañana y un pequeño descanso para ser estafado impunemente por un par de mercaderes que reconocieron en el anónimo turista un blanco fácil para ir haciendo caja. Se acerca el final, suena The End, suena Pearl Jam.



contador


circuito contador

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s