DÍA 2. CON LA CIENCIA EN LOS TALONES


 

ENTRENAMIENTO

 

Microciclos, mesociclos, macrociclos, potencia anaeróbica, músculos extensores y flexores, CORE. Flexoextensión de las articulaciones, tensión selectiva. Éstos son algunos de los tópicos que nos han ocupado en el día de hoy y que demuestran la transferencia entre conceptos biomecánicos, fisiológicos y de medicina deportiva a la teoría del entrenamiento. A raíz de esto una reflexión. Cuanto más se acerca el baloncesto a la ciencia y cuanto más nos acercamos como entrenadores a conceptos de este tipo, más grande se me antojan las distancias entre los entrenadores buenos y los entrenadores malos y, en cualquier caso, entre los entrenadores que pueden llamarse así con todas las letras y los padres que juegan a ser entrenadores por el derecho divino que les otorga haber concebido y parido, en el caso de las madres, a unas hermosas criaturas a las que tratamos de cuidar y enseñar a trabajar en equipo y colaborar en pos de un bien común. Pero en fin, antes de que me clausuren este diario por sacar a relucir tan delicado tema, el de la relación entre entrenadores y padres, os voy a hablar de Nacho Coque, el encargado de instruirnos en este mundo que para muchos de nosotros resulta tan complejo.

 

Nacho fue preparador físico de la selección durante ocho años y hoy en día es el máximo encargado del baloncesto en mi región, Castilla y León. Sus ponencias han sido soberbias en todos los sentidos gracias a un espléndido dominio de la materia que conjuga con una increíble soltura en el escenario. Y no, como en muchos otros casos como la educación, no son sólo los medios los que marcan las diferencias. Con muy pocos ingredientes pero mucha imaginación nos demostró que también es posible prevenir lesiones, mejorar la flexibilidad y otros condicionantes físicos en un patio de colegio o en cualquiera de los pabellones en los que entrenamos también los modestos sin apenas recursos específicos. En fin, hablando de fuerza explosiva…

 

 

En lo personal confesar que me voy adaptando al ritmo del curso, a los desayunos continentales y al pestoso funcionamiento del wi-fi en el hotel. Hoy pisamos cancha por primera vez y asistimos a los ejercicios de algunos compañeros que ya tuvieron la fortuna de comenzar con lo que aquí llaman Escuela Práctica. Como observador estuve atento a todas las indicaciones que aportó Santi Pérez, el tutor del que ya os hablé, relacionadas con la organización de las tareas, la manera de aportar feedback a los jugadores, la comunicación y el cumplimiento y seguimiento de los objetivos. Al final, más allá de la planificación y el diseño de los entrenamientos, el ejercicio es el elemento de trabajo de todo entrenador. En los ocho, diez o doce minutos de tarea el entrenador debe sacar también su talento para convencer a los jugadores y conducirlos por la línea marcada.

 

Sí, lo tengo que admitir. Finalmente cedí a las peticiones de Norris y me hice una foto con él. Reconoció medir 2,05 y haberle pedido a Aíto, ya que hablamos de cargas de preparación física, eliminar los paseos por los Pirineos en su época como jugador. “Coach”, le dijo, “no necesité subir montañas para llegar a la NBA”. En fin, los tiempos han cambiado y de pegarse con Fernando Martín y hacer pretemporadas anacrónicas, Audie Norris ha pasado a pelearse con entrenadores mucho más modestos y pidiéndole la foto a uno cualquiera. 

 

Con Norris-crop

 

Un saludo desde la terraza del hotel donde una suave brisa se entremezcla con Under The Bridge de Red Hot Chilli Peppers. Al final no me voy a poder quejar. 

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s