Petrovic vs Schmidt (Real Madrid 117 – Snaidero Caserta 113)


Petrovic vs Schmidt (Real Madrid 117 - Snaidero Caserta 113)

Saludos amig@s.

 Continuamos con el repaso a partidos de leyenda del Real Madrid. Este mes hablaremos de uno de los mejores partidos de la historia del baloncesto europeo. Un partido que está, y estará en la memoria de cualquier aficionado al baloncesto. Estamos hablando de la final de la Recopa de Europa de 1.989, partido que enfrentó al Real Madrid contra el Snaidero de Caserta. Esta final pasó a la historia por el duelo anotador que mantuvieron Drazen Petrovic y Oscar Schmidt, y por ser la final con mayor anotación la historia. Real Madrid y Snaidero son el campeón y el subcampeón de dicha competición con mayor anotación.

 Ambos equipos se presentaban en esta final, que si disputó en el mítico pabellón “La Paz Y La Amistad” de Atenas, eliminando en semifinales a la Cibona de Zagreb y al Zalguiris de Kaunas. El Real Madrid, en teoría partía como favorito. Aparte de haber infringido un severo correctivo a la Cibona de Zagreb en semifinales (especialmente en el partido de vuelta) con un Drazen Petrovic imperial, había vencido en los dos partidos de la fase de grupos al Snaidero de Caserta. 109-92 en Madrid, y 94-95 en Caserta. Pero esto era una final, y en una final puede pasar cualquier cosa.

 Petrovic_carrusel6Thumb,12-1

Los equipos se presentaron en esta final con los siguientes quintetos. Por parte del Real Madrid, Lolo Sainz sacó de inicio a: Drazen Petrovic de base, Chechu Biriukov de escolta, Johnny Rogers de alero, y Fernando Martín y Antonio Martín como pívots. Mientras el equipo de Caserta, al que entranaba Francesco Marcelletti, salió de inicio con: Ferdinando Gentile de base, Vincenzo Esposito de escolta, Sandro Dell’Agnello de alero, Oscar Schmidt de ala-pívot, y Georgi Glouchkov de pívot.

 El partido comienza con un ritmo anotador tremendo, con los ataques imponiéndose claramente sobre las defensas (individuales ambas) sobre todo por parte del Real Madrid, que en los primeros 3 minutos de partido ya toma una ventaja de 6 puntos (11-5) con un Johnny Rogers acertadísimo gracias a sus 6 puntos sin fallo. Rogers y Gentile eran los primeros protagonistas del encuentro en el aspecto anotador.

 El Real Madrid no perdía la delantera en el marcador y seguía muy acertado de cara al aro. Petrovic y Biriukov cogieron el testigo de Rogers para conseguir ventajas alrededor de los 6 puntos para su equipo. El equipo italiano no dejaba que el Real Madrid se escapara en el marcador. Oscar Schmidt estaba despertando de su letargo y comenzaba a ser el protagonista en ataque de su equipo. Gracias a sus puntos y a que su equipo empezó a dominar el rebote -Marcelletti metió en pista a Polesello para eso precisamente- Snaidero se colocaba a 1 punto del equipo madridista a falta de 10:30 para el descanso.

 Snaidero culminaba su remontada con el 23-24 que les ponía por delante por primera vez en el partido, aunque esa ventaja duró poco. Fernando Martín -que estaba jugando esa final con un dedo roto- devolvía la ventaja a su equipo en el siguiente ataque con un 2+1.

 o_real_madrid_baloncesto-61070

A partir de ahí fueron los pívot de ambos conjuntos los que cogieron protagonismo en ataque durante esos minutos. Glouchkov y Martín apenas habían aportado en ataque hasta ese momento. El conjunto italiano estaba imponiendo un ritmo muy lento al partido, y estaba contagiando ese ritmo al Real Madrid. Gentile estaba haciendo un partido muy muy inteligente en ese aaspecto. Con ese ritmo de partido, los anotadores de ambos conjuntos lo tenían más fácil para conseguir buenos porcentajes de tiro. Y Petrovic no desaprovechó el suyo.

 El jugador yugoslavo estaba dando un auténtico recital, anotando de todas las maneras posibles y desde cualquier posición. Mientras que Gentile y Dell’Angnelo le replicaban como podían y no dejaban que el Real Madrid se fuera en el marcador. Gracias a una canasta de Pep Cargol se llegaba al descanso con 60-57 para el Real Madrid. 

 La segunda parte comienza exactamente igual que la primera, con un ritmo anotador muy alto. Oscar Schmidt y Drazen Petrovic se habían elegido definitivamente como los protagonistas del partido en ataque. Chechu Biriukov, con 6 puntos consecutivos, y acompañando a Petrovic en la anotación, ponía siete puntos arriba a su equipo. 71-64. Durante esos minutos el Real Madrid mantuvo diferencias a su favor entre los 6 y los 10 puntos, gracias a Biriukov y a un Petrovic que estaba dando un auténtico clinic anotador.

 El conjunto italiano estaba siendo superior al equipo blanco en el rebote, aunque con la entrada de Romay la cosa se había igualado. Pese a eso y a una buena defensa, el conjunto de Francesco Marcelletti no conseguía acercarse en el marcador. De hecho, a falta de 12 minutos para el final el propio Marcelletti se vio obligado a pedir tiempo muerto para parar la avalancha anotadora de un Real Madrid que se había puesto con 12 puntos de ventaja. 85-73.

escanear0054 

Con Oscar Schmidt en el banquillo, Gentile tendría que tomar el protagonismo de su equipo en ataque. De la mano del base trasalpino, unido a una defensa zonal 1-3-1, el conjunto de Caserta volvía a bajar de los 10 puntos con menos de 10 minutos de partido por jugarse. El equipo blanco estaba acusando los puntos en la zona de Fernando Martín, que debido a esa rotura en el dedo estaba cuajando un mal partido en ataque. El partido estaba siendo un partido duro y tenso, y el equipo italiano muy descontento con el arbitraje.

 Gentile estaba haciendo un partido sobresaliente con puntos clave que impedían que el Real Madrid, de la mano de un Petrovic que seguía a lo suyo, volviera a irse en el marcador. Gracias a los puntos de Oscar Schmidt, Snaidero de Caserta consigue colocarse a dos puntos (91-89) a 5 minutos para el final, lo que obliga a Lolo Sainz a pedir tiempo muerto. En la reanudación del choque comienza el duelo Oscar-Petrovic, Petrovic-Oscar. A cada canasta de uno le respondía inmediatamente el otro. La emoción se había hecho presa del partido.

 Con 102-99 para el Real Madrid, Oscar Schmidt anota un triple estratosférico a falta de 20 segundos para el final para empatar a 102 el partido. Petrovic en el siguiente ataque pierde un balón que pudo haber sido decisivo, ya que en la contra siguiente de los italianos una posible falta de Biriukov a Gentile fue fuera de tiempo. Al final de los 40 minutos, empate a 102. Tocaba ir a la prórroga.

 La prórroga comienza de la mejor manera para el Real Madrid gracias a un triple de Drazen Petrovic que no había acusado su pérdida de balón en el último ataque del partido. Pero no todo serían buenas noticias para el equipo de Lolo Sainz, ya que Biriukov cometía su 5ª falta personal y era eliminado del partido. Joe Llorente entró en su lugar. Entramos en una fase del partido en la que los nervios y la ansiedad fueron protagonistas del mismo. Ambos equipo encadenaron una serie de fallos en unos ataques algo precipitados por parte de ambos.

 Con un Snaidero muy superior al Real Madrid en el rebote, Fernando Martín entró en escena para decir “Aquí estoy yo”. Cuatro puntos consecuitovs del pívot madridista, y cuando más lo necesitaba su equipo, colocaban +6 al Real Madrid (111-105) a falta de 1:15 para el final. Gentile no se dio por vencido y gracias a dos triples, a cada cual más espectacular, colocaba a su equipo a solo dos puntos (113-111) a falta de un minuto.

 El partido entró en el último minuto con una jugada clave: La quinta falta personal de Oscar Schmidt. Snaidero se quedaba sin su claro baluarte ofensivo. Con Oscar eliminado, Drazen Petrovic sentenció el partido para su equipo, y el Real Madrid conseguía su segunda Recopa de Europa, y su décimo título europeo.

96378_81_31491_81

 Al final 117-113 para el Real Madrid en la que posiblemente haya sido le mejor final de la historia de la Recopa de Europa. Este partido pasó a los anales de la historia por el recital anotador de Drazen Petrovic y Oscar Schmidt, que hicieron de este partido un partido que los aficionados jamás han olvidado.

 

Escrito por Abraham Rollán  




contador gratis

Anuncios

Un comentario en “Petrovic vs Schmidt (Real Madrid 117 – Snaidero Caserta 113)

  1. Reblogueó esto en JordanyPippen.comy comentado:

    En todo homenaje a Drazen Petrovic no puede falta el famoso partido de las final de la Recopa de Europa de 1989, considerada casi unánimemente como la mejor final de la historia del baloncesto europeo.

    Me gusta

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s