El eco de “La Respuesta”


El eco de “La Respuesta”

Los Philadelphia 76ers retirarán esta misma noche en el encuentro ante los Washington Wizards el histórico dorsal número 3 de uno de los mejores bases de la historia de la NBA, Allen Iverson. “The Answer” (“La Respuesta”) volverá a pisar el parqué del estadio que le vio convertirse en una leyenda de la NBA, esta vez para ver cómo el número 3 con su nombre es alzado a lo más alto del pabellón.

Una retirada de camiseta más que merecida para el que, a mi gusto, ha sido el mejor jugador de menos de 1,90 metros (una de las características que hacen mucho más meritoria la carrera de Iverson fue su corta estatura de 1,83 metros). Iverson suplía su falta de centímetros con un manejo de balón excelso, sólo al alcance de los mejores, que le permitía después utilizar su velocidad y buen tiro para convertir puntos de manera fácil.

ai1

Iverson fue un talento problemático durante toda su vida. Podríamos decir que tenía la misma facilidad para destacar sobre la cancha como fuera de ella, en un aspecto siempre negativo. Es decir, tan pronto conseguía grandes logros deportivos como meterse en problemas. Este fue, quizás, el único aspecto que se le puede reprochar a su brillante carrera como jugador profesional de baloncesto.

ai9ai10

La historia de Iverson es la del chaval que llevó a su equipo desde el sótano hasta la azotea, desde los últimos puestos a pelearse con los mejores equipos de la historia, aunque nunca consiguiera ganar el deseado anillo de la NBA. Tal vez ello fuera porque Iverson nunca contó con jugadores de primera clase a su lado, con “escuderos” que le relevaran en su misión de liderar al equipo. Lo cierto es que “AI” se mereció ganar por lo menos un título de campeón de la NBA para coronar su palmarés con el anillo.

Fue elegido en la primera posición del draft del año 1996 por los Philadelphia 76ers, procedente de la universidad de Georgetown, donde ya destacaba como un anotador nato con gran visión de juego y también capaz de defender a jugadores más altos y fuertes que él, dando a conocer su faceta defensiva, donde destacaba robando balones.

Su explosión como estrella de la NBA fue inmediata. Los Sixers notaron su impacto desde el principio gracias a los 23 puntos, 7 asistencias, 4 rebotes y 2 robos por partido durante su temporada como rookie. A pesar de ello, Philadelphia seguía ocupando los últimos puestos de las clasificaciones, sin opciones de entrar en los Playoffs, y evidentemente, sin oportunidades de aspirar al título de campeón. No obstante, “The Answer” fue paciente con su equipo, teniendo claro que Philadelphia era el lugar donde se iba a desarrollar como jugador y como persona. Aquel era su equipo.

Mediante paciencia, buen juego y la consolidación de su equipo, los Sixers fueron mejorando los resultados año tras año, consiguiendo 20 victorias en la temporada 1998-1999 (en 50 partidos, dado que aquella fue la temporada del cierre patronal), consiguiendo al fin la clasificación para los Playoffs. Fue en este momento cuando Iverson se hizo con su primer título de máximo anotador durante la temporada regular. A la postre, el pequeño base demostró que el gran escenario de los Playoffs no le venía grande, ni mucho menos. Promedió 25 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias y 2 robos por encuentro en ocho partidos de aquella postemporada. Los Sixers eliminaron a Orlando Magic 3-1 en la primera ronda pero los Indiana Pacers de Reggie Miller los apearon del camino al anillo con otro 4-0. Durante la siguiente campaña, Philadelphia mejoró su número de victorias, logrando 49, pero una vez llegados los Playoffs, fueron de nuevo eliminados por Indiana.

La perseverancia del jugador nacido en Virginia dio sus frutos en la temporada 2000-2001, la mejor de la historia de la franquicia de Pennsylvania. Además, Iverson fue nombrado MVP de la temporada regular, siendo todavía el jugador de menos estatura que obtiene este galardón. Ganaría también su segundo título de máximo anotador. En esta misma temporada, los 76ers llegaron a la Final de la NBA contra los Lakers de Los Ángeles, liderados por un Kobe Bryant que anunciaba su dominio de la NBA en la próxima década y un Shaquille O´Neal imparable bajo los tableros. Aquellos Lakers vencieron a los Sixers en la Final, por cuatro victorias a una. La victoria de Philadelphia fue en el primer partido de la serie, en el que Iverson anotó 48 puntos. A pesar de esta estelar actuación, los angelinos consiguieron rehacerse para ganar los cuatro siguientes partidos y su segundo campeonato de la NBA de manera consecutiva.

ai2

Repetiría el título de máximo anotador en la 2001-2002, esta vez con 31,4 puntos por partido, llevando de nuevo a su equipo a los Playoffs, donde fueron eliminados en la primera ronda, esta vez por los Boston Celtics de Paul Pierce y Antoine Walker, que dieron la sorpresa, pues eran los sextos clasificados y se opusieron a Philadelphia, que se clasificó como cuarto. Siguió destacando individualmente durante las sucesivas temporadas, pero su equipo no conseguía sobrepasar la segunda ronda de los Playoffs.

En su posterior etapa como jugador de los Sixers, “The Answer” sufriría varias lesiones que le impedirían rendir a su máximo nivel, hasta recuperarse por completo en la temporada 2004-2005, en la cual ganó su cuarto título de máximo anotador, pero su equipo fue eliminado por los “Bad Boys” de Detroit. Los San Antonio Spurs se llevarían el título precisamente ante Detroit para continuar su hegemonía durante esta década. 

El “Hijo Pródigo” se despidió de Philadelphia en 2006, cuando fue traspasado por petición propia a los Denver Nuggets, donde formaría una gran sociedad anotadora junto con Carmelo Anthony. A pesar del talento de sus dos estrellas, los Nuggets no lograron nada reseñable en lo colectivo. Tras dos temporadas en Colorado, marchó a Detroit, donde ya se vio que no era el mismo jugador de antes. Abandonó el equipo en 2009 y puso rumbo a Memphis Grizzlies, donde era suplente. No se encontró a gusto allí por su suplencia y sus constantes problemas físicos. No duró ni siquiera media temporada en el equipo de Tennessee.

ai3

Fue entonces cuando el equipo de su vida, Philadelphia 76ers, decidió darle una oportunidad de regreso a un Hijo Pródigo desgastado por el tiempo, pero que aún podía aportar al juego del equipo. Desafortunadamente para los aficionados al baloncesto, su nuevo periplo en la ciudad del amor fraterno también sería demasiado corto, marchándose tras menos de tres meses en el equipo. En 2010 se hacía público su fichaje por el Besiktas turco, convirtiéndose en el ídolo local por poco tiempo debido a una lesión que le alejó de las canchas.

ai6ai7

Después, su historial de problemas es interminable. Tras ganar más de 200 millones de dólares jugando en la NBA durante 14 temporadas para 4 equipos diferentes (Sixers, Pistons, Nuggets y Grizzlies), se arruinó hasta tal punto que tuvo que buscar un regreso forzado a las canchas para salir de su crisis. Recibió diversas ofertas, pero ninguna de ellas le interesó y no llegó a volver a jugar al baloncesto. Finalmente, el 30 de octubre de 2013 se retiraba de manera definitiva

Allen Iverson fue uno de los primeros jugadores en llevar el estilo de juego del “playground” a las canchas. Su manera de jugar era la misma que se practica en las canchas callejeras, retando a los defensores y sentando en el suelo a todo aquel que se pusiera a defenderle mediante sus mortales movimientos de “crossover”, un arte que dominó como nadie jamás lo ha vuelto a hacer. Era habitual ver a Iverson humillando a sus defensores en el resumen de las 10 mejores jugadas, haciéndoles parecer niños jugando contra un adulto.

ai11ai12

Como ya hemos comentado, uno de sus fallos era la mala conducta que demostraba tener fuera de las pistas de baloncesto. A menudo era noticia por sus actos indebidos en cualquier lugar, bajo cualquier circunstancia. Esto se puede achacar a la dura infancia que tuvo. Fue abandonado por su padre, al cuidado de una madre que luchaba para sacarlo adelante. Se dice que para llegar a uno de los sitios en los que vivió tenía que andar todos los días por aguas residuales que le llegaban a la altura de las rodillas.  Con 17 años se vio envuelto en una trifulca que tuvo lugar en una bolera, y por la cual fue condenado a prisión y enviado a un centro correccional. Su madre sabía que tenía un talento especial para el baloncesto, y por ello pidió al entrenador de la Universidad de Georgetown, John Thompson, que ayudara a su hijo. Este le otorgó una beca para jugar para los Hoyas, donde no decepcionó a nadie. 

Iverson nació con un don especial para jugar al baloncesto, o al menos eso podemos deducir, dado su poco interés por mejorar mediante el trabajo duro y el entrenamiento. Se hizo mundialmente famoso por esta divertida rueda de prensa en la que dejaba ver que entrenar no era importante para él:

Para cerrar este homenaje propio en forma de artículo, quisiera citar los mensajes que han dejado algunos jugadores de la NBA en las redes sociales rindiendo su particular tributo a “The Answer”.

Lebron James“felicidades amigo. Ha sido un placer competir contra ti y también convertirme en tu amigo durante este proceso. Eres la razón por la que me hice tatuajes, empecé a llevar una cinta en la cabeza y un calentador. ¡Gracias por todo!”

Kendall Marshall“él es la razón por la que los bases querían llevar el número 3. Es la razón por la que los chavales cortaban los calcetines para llevar calentadores. Es la razón por la que las trenzas con una cinta en la cabeza se convirtieron en algo chulo. Es la razón por la que les pitaban dobles a los niños en cualquier torneo. Es la razón por la que la NBA tiene un código de vestimenta. El jugador que más influyó en mi época. Allen Iverson.”

Dwyane Wade“tuve el placer de competir y jugar con uno de los más grandes en hacerlo… Mucho amor y respeto hacia Allen Iverson.”

Carmelo Anthony“enhorabuena a uno de los más grandes en hacerlo. Estoy orgulloso de llamarle amigo y hermano. Nunca habrá nadie como él.”

Allen Iverson siempre será recordado como uno de los jugadores que más han luchado sobre una pista de baloncesto y más descaro y calidad han mostrado a pesar de su corta estatura para competir al máximo nivel en la NBA. Se podría considerar el maestro del crossover, movimiento que se atrevió a ejecutar ante el mismísimo Michael Jordan, burlando su gran defensa para terminar anotando y ganarse el respeto de toda la liga. Se retira un maestro…Se retira “La Respuesta”, pero su eco seguirá vivo en las canchas de baloncesto.

  

 
Escrito por Javier Romero

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s