El papel en la Copa no eclipsa un gran mes de Unicaja


202847f166f4127bb1a6a383ea297fcf_M

Febrero supuso para el equipo malagueño la mayor decepción de la temporada, con la derrota ante el CAI Zaragoza en la Copa del Rey disputada en tierras malagueñas pero, por otro lado, el mejor balance de victorias/derrotas en lo que llevamos de curso baloncestístico. Tres victorias en Liga Endesa y Dos victorias y una derrota en el TOP-16 de Euroliga nos muestra que, a pesar del espantoso partido disputado por los malagueños en Copa del Rey, el equipo cajista va afianzando la clase de juego que quiere lograr Plaza para su equipo y que les puede llevar a realizar un buen papel en los futuros Play-Offs de la Liga Endesa.

Arrancaba el mes para Unicaja con una sufrida victoria ante Estudiantes en tierras madrileñas. Lo que a priori parecía un compromiso asequible, de cara a la Copa del Rey, pronto se convirtió en un partido difícil para los malagueños.

La baja de Calloway, a pesar que no está realizando un gran papel este año, propició que el juego cajista fuera demasiado anárquico; no hay más que tirar de estadística, mientras el equipo madrileño realizó 23 asistencias, los malagueños solo realizaron 10.

El desenlace fue agónico para los malagueños, como lleva siendo tradición para ellos en lo que va de temporada en algunos partidos a los que llega igualado en el marcador en los últimos minutos. Solo el desacierto de Miso en los últimos minutos, donde erró un tiro libre, cometió una pérdida clave y dos faltas personales, eclipsando una buena actuación, ya que fue el más valorado del encuentro con 20 puntos gracias a 12 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias, permitió que Dragic resolviera en los últimos instantes un partido cuya victoria se llevó su equipo, 84-85, haciendo que los malagueños afrontaran la Copa del rey en casa con el aliciente de llegar con una victoria más para su casillero.

Terminada la Copa del Rey, con el papel decepcionante de los malagueños, y ya analizado en la web, y se encontraba el equipo cajista un hueso duro de roer, la visita del Panathinaikos griego.

Si algo estamos viendo esta temporada es que cuando el equipo malagueño ofrece su mejor versión es capaz de ganarle a cualquier, sobre todo cuando practica una muy intensa y agresiva defensa además de un juego en ataque rápido y sin complicaciones innecesarias.

Con un Dragic que solo convirtió 4 puntos, pero con Granger con 16, Caner-Medley con 21 y un espléndido Toolson que convirtió 20 puntos, el equipo afrontó unos últimos minutos de máxima igualdad hasta que la intensidad del equipo y un gran acierto desde el tiro exterior, propició que los malagueños se llevaran la victoria por 87-71 en un último cuarto nefasto para los griegos. Lograba una victoria muy importante Unicaja que le permitía igualar al Panathinaikos en cuanto a victorias y derrotas en la clasificación de su grupo (3-3).

Siguiente cita para Unicaja y esta vez el derbi regional ante el Cajasol sevillano, en un encuentro donde Aito volvió a ser muy pitado en la presentación de los equipos por la grada malagueña, que no olvida sus años como entrenador en Málaga.

Con gran superioridad en el juego interior por parte de Unicaja, si es cierto que el encuentro empezó siendo muy igualado para los dos conjuntos, tal vez porque el equipo malagueño empezó el partido con algo de desidia, como si no terminarán sus jugadores de sentirse cómodos sobre el parquet. Así, el primer cuarto terminó con el marcador de 21-20.

Pronto durante el segundo cuarto empezó Unicaja a jugar con la intensidad que se le exige; acierto en el tiro exterior y la superioridad de Caner-Medley, al que los pívots del equipo sevillano no lograban parar, propició que acabara la primera mitad con el marcador de 48-38.

El tercer cuarto sirvió para que el equipo malagueño terminara de dominar el partido; con Toolson anotando 9 puntos en este cuarto, Vázquez dominando los tableros, y con los jugadores cajistas anotando con facilidad, se llegó al último cuarto con un marcador de 65-52.

El último cuarto mostró a un equipo sevillano buscando acortar distancias con una fuerte defensa pero un parcial de los malagueños, 11-3, sirvió para que la victoria se quedara en casa aunque los sevillanos maquillaron algo el marcador al final, 89-76.

El siguiente compromiso del Unicaja era en tierras italianas, partido del TOP-16, y ante el Emporio Armani Milán. El conjunto transalpino fue superior al equipo malagueño durante todo el encuentro, dominando ambas zonas.

Desde el primer cuarto se vio al Unicaja algo irregular y desacertado pero sin que los italianos se escaparan en el marcador.

En el segundo apareció la peor imagen del equipo malagueño; desacertado en ataque, sin ideas y con una defensa demasiado blanda, la cual no podía parar a Langford, jugador que fue una pesadilla para los malagueños a lo largo de todo el partido dando un recital ofensivo.

Los italianos empezaron a tener ventajas de más de diez puntos que con el paso de los minutos llegaron a ganar por 20 puntos (57-37, min 28).

A pesar de tirar el partido por la borda durante tres cuartos, en el último los malagueños volvieron a defender como suelen acostumbrar y a anotar con más acierto que en los cuartos anteriores.

Langford siguió anotando con facilidad y su equipo se llevó el partido por 70-59, ventaja más baja de la que podía haber realizado si los malagueños no hubieran estado acertados en el último cuarto.

Después del tropiezo en tierras italianas, el equipo malagueño viajaba hasta Murcia para afrontar su siguiente cita den Liga Endesa.

Empezó bien el encuentro para el equipo cajista, con un marcador de 2-10 y anotando sin fallo en sus primeros cinco ataques. Pronto los jugadores del equipo murciano, aprovechando algunos desaciertos de los cajistas se puso por delante en el marcador, 13-12 aunque los jugadores del equipo malagueño consiguieron para el juego murciano y se pusieron por delante del marcador.

Los malagueños durante el segundo cuarto anotaban con facilidad aunque un equipo murciano cuyos jugadores eran demasiado blandos en ataque e impotentes ante el ataque cajista. Kim Tillie se convirtió en el baluarte ofensivo para el equipo local, permitiendo que al descanso el marcador fuera 34-35, algo meritorio viendo las diferencias de calidad entre los dos equipos.

El acierto en el tiro exterior para los murcianos propició que se pusieran por delante en el marcador, con un Berni Rodríguez que era imparable para su ex equipo, cuyos jugadores no conseguían tener fluidez en el juego. El cuarto acababa con los murcianos por delante, 54-46.

Poco duró la alegría para el equipo murciano; una mala selección de tiro y muchas pérdidas de balón provocadas por una gran defensa cajista, motivó un parcial de 1-11 en casi cuatro minutos.

El equipo local pronto se volvió a meter en el partido pero un fallo de Pete Mickeal, que falló un triple cuando estaba solo a falta de 26 segundos cuando su equipo solo perdía por uno hizo que los últimos segundos fueran una sucesión de tiros libres, donde ganó Unicaja al estar por delante.

La buena senda de los malagueños prosiguió en el último partido disputado poco antes de finalizar el mes. Visitando tierras vitorianas, donde no ganaba desde el lejano 2006, consiguió la victoria ante un Laboral Kutxa muy mermado por las lesiones y por un banquillo que no está dando la talla este año. Lamar Odom, fichaje mediático del equipo vasco, debutó con el equipo dirigido por Scariolo pero sin incidencia en el juego.

El partido pronto se puso a favor de los malagueños que, a pesar de las lesiones, una gran defensa así como el acierto de Kuzminskas, que anotó 11 puntos sin fallo en el primer cuarto, junto con un inspirado Granger, hicieron que los malagueños empezaran el segundo cuarto con una ventaja de 13-26.

El segundo cuarto sirvió para que la buena defensa de los malagueños ampliara la ventaja en el marcador; al descanso el marcador era de 24-42; Unicaja mantenía a Carlos Suárez como falso cuatro debido a las lesiones y Toolson anotaba con facilidad. Por el lado vitoriano no aparecía ningún referente y Lamar Odom debutaba pero sin hacer nada destacable.

El tercer cuarto mostró al equipo vitoriano tirando de garra para que los malagueños no se escaparan en el marcador. Un parcial de 10-0 hizo que el equipo dirigido por Scariolo rebajara la desventaja a menos de quince puntos. Unicaja solo anotaba cuatro puntos en seis minutos y al encajar un parcial de 18-2 hacía que su ventaja se acortara hasta los 10 puntos que sería la ventaja que mantuviera al inicio del último cuarto después de varios intercambios de canastas.

El último cuarto volvió a ser controlado por Unicaja, olvidando el pésimo papel jugado en el cuarto anterior; un intercambio de triples por parte de los dos equipos y cierto relajamiento por parte de los jugadores del equipo malagueño motivó que ganara el partido por un marcador que fue de 71-81.

Dejando a un lado el mediocre papel de los malagueños en la Copa del Rey, febrero ha supuesto la consolidación del proyecto de Plaza en Málaga. El equipo sigue teniendo problemas cuando se encuentra con el marcador igualado en los últimos minutos de los partidos; las lesiones pesan demasiado, pero lo cierto es que si el equipo mantiene la buena defensa así con el juego rápido e intenso puede terminar la temporada realizando un papel infinitamente mejor que el logrado en temporadas anteriores a esta.

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s