Cuando de los Bad Boys ya no queda nada


Cuando de los Bad Boys ya no queda nada

Que lejos quedan aquellos Pistons de finales de los 80… Aquel equipo capaz de romper la hegemonía de los Lakers de Magic Johnson. Un equipo aguerrido, duro (al límite de la legalidad), rocoso, que consiguió ganar los anillos de los años 89 y 90. Jugadores de raza cómo Laimbeer, Mahorn y Rodman unidos a jugones de la talla de Thomas, Dumars o Aguirre y entrenados por el que a posteriori sería entrenador del Dream Team, Chuck Daly indicaron el camino a la gloria a los Billups, Hamilton, Wallace y Cía., ganadores en el año 2004 del último anillo de la franquicia. Otro equipo que basado en la defensa llegó a derrotar a los Lakers del Big Four de Shaquille, Kobe, Malone y Payton, claros favoritos al anillo.

Desde ese último anillo han pasado ya casi diez años, de los cuales los cinco últimos han sido para olvidar. En las últimas cuatro temporadas no ha sido ni siquiera capaz de clasificarse para los Playoffs y viendo la presente campaña, la situación no parece que vaya a cambiar.

Los Pistons con un balance de 14 victorias y 22 derrotas se encuentran a día de hoy fuera de Playoffs.  Esta pasada madrugada volvía a perder (de manera estrepitosa) en la pista de Toronto Raptors, en la que es su sexta derrota consecutiva.

Un equipo que a principios de temporada, con las adquisiciones del base Brandon Jennings y del alero Josh Smith se las prometía muy felices. Jugadores de calidad, unidos al escolta Rodney Stuckey, al veterano Chauncey Billups (ganador con los Pistons del anillo del 2004) y un Froncourt muy joven, poderoso y con margen de mejora, con Andre Drummond y Greg Monroe a la cabeza, hacían prever que las 29 victorias del año pasado se superarían holgadamente. La clasificación para los Playoffs debía de ser, como mínimo, un objetivo asequible (sobre todo en la Conferencia Este).

Nada más lejos de la realidad. En la actualidad podemos ver a un equipo triste, en el que su entrenador Maurice Cheeks parece no dar con la tecla adecuada y en el que sobre todo Jennings está decepcionando con unos malos porcentajes de tiro.

Joe Dumars, su actual General Manager, se enfrenta a un mes clave. Debe decidir si da continuidad a este proyecto (sólo se encuentran a medio partido para poder clasificarse para la Post temporada) o decide mover fichas y buscar un traspaso que sirva de revulsivo.

Sea como fuere, nos encontramos ante una de las grandes decepciones de la temporada.  

 

Escrito por José María Santiago  (@jmsantiago33)

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s