Gipuzkoa Basket 2013/14. El sueño por volver a alcanzar la gloria


6373d1470844afe3e9d86261f2292612_M

Del cielo al infierno en dos temporadas. De quedar hace dos temporadas en quinta posición en la tabla de clasificación, jugar la Copa del Rey y en Play Offs por primera vez, a estar la pasada temporada a punto de descender de categoría, con el equipo abandonado por las instituciones y con una política de fichajes que no fue acertada.

Lesiones, fichajes poco acertados, recorte de presupuesto, replanteamiento del proyecto deportivo, problemas que provocaron una dinámica negativa que imposibilitó que se consiguiera lo que todo club modesto de la Liga Endesa necesita para triunfar en la competición, formar un EQUIPO con toda las letras, donde sus jugadores, sin ser ninguno una estrella, trabajen por el equipo, ocultando las limitaciones de sus compañeros y potenciando sus virtudes.

Esta es la premisa principal que tiene que tener en cuenta este año el Gipuzkoa Basket, volver a ser ese equipo luchador de hace dos campañas, sin jugadores que destaquen pero que en conjunto sean capaces de plantar cara a los grandes e incluso dar la sorpresa.

El mayor activo del equipo es su entrenador, Sito Alonso, técnico que creció a la sombra de Aíto y que está llamado a entrenar a un grande de la competición. Un muy buen entrenador que tiene que lograr este año lo logrado hace dos temporadas y es que el equipo sea luchador y sacrificado algo que, viendo la plantilla que se ha confeccionado, será difícil.

BAJAS

Siete bajas ha realizado el club a lo largo de este verano; de ellas la más importante es la de Manolis Papamakarios, que después de dos años donde demostró ser un jugador trabajador y exitoso para el club vasco, vuelve a su país natal, Grecia, para fichar por el Panelefsiniakos.

Qyntel Woods también causa baja en el equipo. Apuesta muy arriesgada por parte de Sito Alonso la que hizo por un jugador que partía de inicio como el puntal ofensivo del equipo pero que no rindió lo esperado. Se marcha al Le Mans francés.

Dani Díez, cedido por el Real Madrid y que apuntó maneras en su paso por el equipo vasco siendo uno de los jugadores más destacados, vuelve al equipo madrileño para ser el sustituto de Carlos Suárez.

Otras bajas menos importantes a tenor de su rendimiento la pasada campara para el equipo vasco son las de Morris Finley, Ekene Ibekwe, Ivan Paunic y Guille Rubio.

ALTAS

Seis son las altas del equipo aunque ninguna destacable, algo normal teniendo en cuenta el presupuesto del equipo. Así, nos encontramos con Jason Robinson, un buen fichaje el de este escolta que puede jugar de alero pero con mal tiro exterior, muy bueno en el uno contra uno, con buenos movimientos y con un potente físico; desequilibrante por momentos pero que cuya falta de tiro le hace ser un jugador para un equipo de media tabla para abajo.

Anthony Winchester está llamado a ser la referencia ofensiva del equipo junto con Robinson; gran anotador desde la larga distancia, fue uno de los jugadores con mejor porcentaje en tiro exterior de la Adecco Oro y que a sus 30 años buscará realizar un gran papel con los vascos de cara a fichar por un equipo de mayor entidad.

Jon Cortaberría es otro de los fichajes y cuya papeleta se antoja a priori más difícil, ya que ha sido fichado como sustituto de Papamakarios que, sin ser una estrella, si es cierto que era un jugador muy importante para Sito Alonso al poder alternar varias posiciones además de ser un buen defensor. Cortaberría, con poco físico y sin ser un gran anotador, si es cierto que es un jugador luchador y trabajador y además donostiarra, algo que puede servir como aliciente para la afición.

Charles Ramsdell, procedente de La Bruixa d’Or , es un ala-pívot trabajador con gran capacidad defensiva que cuenta además con un más que aceptable tiro desde la línea de 6´75. Un jugador que tuvo mala suerte la pasada temporada ya que causó baja por una lesión de rodilla y que puede aportar mucho al equipo.

Will Hanley acompañará a Ramsdell en el interior de la zona; pívot anotador pero con técnica algo limitada, afronta su segunda oportunidad en la Liga Endesa después de un corto periodo en tierras valencianas. Viene con el aval de ser uno de los protagonistas de la pasada Adecco Plata al obtener el MVP de esa competición.

Como pívot puro, el equipo ha fichado al joven Goran Huskic, proveniente del Radnicki Obrenovac serbio donde firmó unos más que aceptables 20.3 puntos, 10 rebotes, 1.7 asistencias, 2 tapones y 3.2 robos. Una promesa que en manos de Sito Alonso puede convertirse en una ilusionante realidad para los vascos.

El resto del equipo cuenta con los bases Javi Salgado y Raulzinho Neto; el primero como es conocido es un base trabajador, capitán del equipo y que a sus 33 años sigue siendo una referencia para el equipo. El segundo, después de aparcar su marcha a la NBA, seguirá queriendo demostrar que es una de las más firmes promesas de la Liga Endesa.

En el puesto de escolta nos encontramos con Mikel Motos que sin haber tenido un papel destacado si es cierto que ha demostrado en momentos puntuales que puede ser un jugador válido para el equipo. Al igual que el otro canterano, Julen Olaizola, muy trabajador y que querrá aprovechar los minutos que no jueguen los dos ala-pívots fichados por el equipo, Ramsdell y Hanley.

Como último jugador que sigue en el equipo nos encontramos con el pívot David Doblas, jugador que sin destacar por sus cualidades técnicas, si es de esos jugadores que uno querría siempre en su equipo, comprometido con el club dentro y fuera de la cancha, muy trabajador y luchador y pilar fundamental para hacer que el equipo vasco vuelva a ser una grata sorpresa en la competición.

A priori el equipo es el ejemplo de club modesto de la Liga Endesa, mezclando canteranos con jugadores venidos de categorías inferiores del baloncesto español. Puede parecer una plantilla corta y algo falta de centímetros en el interior de la pintura pero lo mismo decíamos de este mismo equipo hace dos temporadas y ya sabemos que logros alcanzó. Será cuestión de ver si Sito Alonso al que, como ya he dicho antes, califico como el autentico referente dentro del equipo, es capaz de sacar el máximo rendimiento de una plantilla que si trabaja y lucha como quiere su entrenador, puede esquivar posiciones bajas e ilusionarse con logros a priori muy difíciles de alcanzar.

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s