España 60 – Rep. Checa 39. España gana pero sigue sin convencer


6d5bf4e07eae718f41e887df8cb394f7_M

Los cambios de ciclo en el deporte profesional suelen acarrear pasar travesías en el desierto que, dependiendo de muchos factores, pueden ser más o menos largas.

La más que probable jubilación en poco menos de dos o tres años de la llamada “Generación de Oro” del baloncesto español va a suponer no solo un cambio de ciclo para la Liga ACB sino, lo que es más importante, para la Selección Española de Baloncesto, como bien se está demostrando en este Eurobasket, donde el equipo español está realizando actuaciones más que irregulares sin la solvencia con la que solventaba sus compromisos hace tres o cuatro años en las competiciones internacionales.

A pesar de los triunfos de las categorías inferiores de la Selección, no se ve en el horizonte otra generación capaz de conseguir al menos la mitad de los triunfos de la generación de los 80. No hay un grupo de jugadores capaces de dar un puñetazo en la mesa y volver a repetir triunfos. Y es una pena porque la travesía en el desierto se antoja, cuanto menos, larga.

Hoy España ha solventado con demasiada dificultad su partido ante la República Checa, un rival a priori cuanto menos sencillo de vencer y que ha presentado demasiados problemas para el equipo español.

El inicio no fue malo para España, se sucedían las transiciones rápidas ante una defensa checa que no era capaz de parar el alto ritmo impuesto por Rudy Fernández y Ricky Rubio; así, pronto el marcador se decantó para el combinado español, 18-6.

Ante el vendaval español, el equipo checo introdujo cambios y apretó en defensa, haciendo que el ataque español, al perder velocidad, se volviera espeso e incluso demasiado impreciso.

La defensa checa impedía el juego interior español y tanto Marc Gasol como su sustituto Xavi Rey veían como apenas se les permitía tirar a canasta. Por otro lado, los jugadores exteriores españoles no conseguían buenos porcentajes de tiro y la ventaja española era liderada más por la garra que por el buen juego. El equipo checo pronto realizó un parcial a su favor de 2-12 que les hizo acercarse en el marcador para enfado de Orenga, el entrenador español, que veía como su banquillo no era capaz de repetir los puntos anotados por los titulares del equipo.

Al descanso la Selección Española se marchó con una ventaja de ocho puntos, escasa teniendo en cuenta la diferencia en calidad de los dos equipos.

Así siguieron las cosas, con un equipo español que no terminaba de marcharse en el marcador, y un equipo checo más batallador de lo esperado.

No fue hasta el final del tercer cuanto cuando el equipo español logró volver al juego rápido y a los buenos porcentajes de tiro, con Rudy volviendo a liderar a su equipo y con el equipo checo perdiendo demasiados balones ante la para entonces muy buena defensa española.

El partido terminó con una amplia victoria española, 60-39, que no enmascara el mal juego español, con demasiados bloqueos mentales por parte de varios jugadores, con una dependencia excesiva de Marc Gasol o Rudy Fernández, y con un ataque por momentos nefasto porque no olvidemos que la victoria se ha producido ante un equipo checo con unos porcentajes de tiro mediocres que, aunque estuvo durante siete minutos sin anotar, no debería haber sido rival para el equipo español.

Veremos si nuestra Selección es capaz de vencer con mayor solvencia ante Polonia mañana domingo dando una mejor imagen de la ofrecida hasta el momento en el Campeonato

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s