La historia de afán y superación de Nené Hilario


La historia de afán y superación de Nené Hilario

Nené es hoy en día uno de los pívots más respetados del mundo. Sus diez temporadas en la NBA le avalan, pero hasta llegar aquí, Hilario no ha tenido precisamente un camino de rosas. “Humildad. Con humildad viene la hora, llega el éxito, la riqueza viene, viene el reconocimiento”. “Debemos mantener siempre los pies en el suelo, la humildad y la fe”. Son algunas de las reflexiones que nos muestra y enseña Nené Hilario, todo un luchador  dentro y sobretodo fuera de la cancha.

El jugador brasileño nació en una familia humilde y no tuvo una infancia fácil precisamente, pero empezó pronto a despuntar en el mundo del baloncesto. Con tan sólo veinte años y tras jugar dos años en Vasco de Gama, emprendió rumbo a la mejor liga del mundo, la NBA.

Seleccionado en la 1ª Ronda del Draft del 2002 en el puesto nº 7 por New York Knicks, sus derechos fueron traspasados inmediatamente a Denver Nuggets. Si bien Nené comenzó en el banquillo, poco a poco se fue haciendo (gracias a sus buenas actuaciones) un hueco en el equipo titular. El pívot acabaría promediando en esta primera temporada diez puntos y seis rebotes y sería incluido en el mejor quinteto de Rookies.

Su carrera iba viento en popa, pero tras tres grandes años en Denver, Nené sufrió su primer gran mazazo. La temporada 2005-2006 la pasó completamente en blanco, debido a una grave lesión de rodilla.

Lejos de amilanarse, en la temporada siguiente Hilario regresó con fuerza a las canchas mejorando sus promedios tanto en anotación, como en rebote. La lesión de rodilla era agua pasada y el pívot a sus veinticinco años estaba en el cénit de su carrera, pero Nené cuando creía tenerlo todo, volvió a caer.

En el año 2008 creyó que el mundo se le caía encima, le diagnosticaban un tumor maligno en los testículos. Un trance que le marcará el resto de su vida. Estuvo hundido, pensó que quizás no podría ser padre (felizmente hoy es padre de un niño), pero Nené siguió luchando y se volvió a levantar. Tras ser operado del cáncer testicular y posteriormente curarse, Hilario volvería a jugar cuatro meses más tarde, firmando sus mejores números hasta la fecha.

El año pasado y tras diez temporadas en Denver, fue traspasado a los Washington Wizards, donde esta campaña debe ser uno de los referentes, aportando su experiencia a una plantilla bastante joven.

Nené, un jugador que ha conseguido levantarse,  todas las veces que se ha caído.

 

 

 

Escrito por José María Santiago  (@jmsantiago33)

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s