Algo pasa con Rose


Con la retirada de Derrick Rose a los pocos minutos de empezar el partido que su equipo jugaba en Denver, son ya cuatro las lesiones que ha sufrido el base de Chicago desde que empezó la temporada. Aunque jugador y entrenador han intentado quitar hierro al asunto, alegando que todo se reduciría a una medida de precaución, lo cierto es que el listado de problemas físicos del jugador empieza a ser muy extenso, incluyendo las dos gravísimas lesiones de rodilla que le dejaron fuera de combate durante casi dos temporadas completas.

A día de hoy, estas son todas las lesiones sufridas por Derrick Rose desde que debutó en la NBA:

  1. 24 de marzo de 2009. Se lesiona la muñeca derecha al  hacer un mate en el partido contra los Pistons. Lesión de poca gravedad. Se pierde solo un partido.

  2. 12 de marzo de 2010. En una mala caída tras ser golpeado por Dwight Howard, entonces en los Magic, sufre un esguince en su muñeca izquierda. Se pierde 4 partidos.

  3. 26 de noviembre de 2010. Sufe un golpe en el cuello en un partido frente a los Knicks. se pierde un partido.

  4. 11 de enero de 2012. No juega frente a los Wizards por problemas en el talón izquierdo.

  5. 16 de enero de 2012. Dos partidos después de reaparecer, Rose se vuelve a lesionar en el mismo talón, perdiéndose 4 partidos más.

  6. 10 de febrero de 2012. Rose sufre espasmos en la espalda, lo que le hará perderse 5 partidos.

  7. 14 de marzo de 2012. Primera lesión seria de Rose. Problemas en la ingle le hacen perderse 12 partidos.

  8. 10 de abril de 2012. Rose sufre un esguince en el tobillo derecho y se perderá un partido.

  9. 16 de abril de 2012. Problemas en el pie derecho le hacen perderse 5 partidos.derrick-rose-acl-injury

  10. 1 de mayo de 2012. En el primer partido de playoffs de la temporada, a 1:20 del final y con los Bulls 12 arriba, Rose se rompe el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. Se perderá lo que resta de playoffs más la temporada siguiente completa. En total, 99 partidos.

  11. Rose reaparecerá en la temporada 13/14 pero enseguida sufre su primera lesión. El 15 de noviembre de 2013 sufre problemas en los isquiotibiales de la pierna izquierda. Se pierde un partido.24066329_BG1

  12. 22 de noviembre de 2013. Rose se rompe el menisco de su rodilla derecha. Se perderá todo lo que resta de temporada. en total, otros 76 partidos.

  13. 1 de noviembre de 2014. Tras reaparecer en el Mundial en septiembre con un rendimiento muy discreto, Rose empieza la temporada 14/15 con el resto del equipo pero pronto sufre su primera lesión, dañándose los dos tobillos. Se pierde 2 partidos.

  14. 7 de noviembre de 2014. Rose recae de su lesión en los tobillos. Deja de jugar otros 2 partidos.

  15. 15 de noviembre de 2014. Rose se retira con problemas en los isquiotibiales de la pierna izquierda. Se pierde 4 partidos.

  16. 25 de noviembre de 2014. Rose reaparece y a los 9:52 de juego se tiene que retirar nuevamente con problemas en los isquiotibiales.

Se puede observar que desde principios de 2012 Rose va de lesión en lesión y que ya antes de sufrir su primera lesión grave de rodilla se había perdido más un tercio de la temporada (ese año es el del lockout que dejó la fase regular en 66 partidos). Muy posiblemente, precisamente el lockout que hizo que la liga apretara el calendario en ese 2012 debe estar en el origen de los problemas de Rose, que simplemente no aguantó el ritmo, sufiendo lesiones de diversa gravedad antes de llegar al partido de playoff en que se rompió la rodilla.

A partir de ese momento, la carrera profesional de Derrick Rose se ha convertido en un calvario, perdiéndose la temporada siguiente completa y extendiendo el tiempo de recuperación de la rotura casi al doble del tiempo normal antes de volverse a romper la otra rodilla en un mal movimiento.

Con casi dos años completos sin poder jugar al baloncesto, su participación en el Mundial de España dejó muchísimas dudas, al mostrar a un jugador muy por debajo del nivel que tenía antes de sus lesiones. Empezó la temporada algo mejor, pero ya se ha perdido más de la mitad de los partidos jugados por su equipo, jugando además tan solo 25 minutos de media en los encuentros que sí ha disputado. De 15 partidos, solo ha jugado en 7 y, de esos 7, en 3 se ha retirado lesionado.

Tras sufrir su penúltima lesión, y con la afición de Chicago empezando a entrar en modo de pánico, Rose reaparecía antes de ayer para jugar dos partidos seguidos. Su primer back-to-back desde hace una año. y no aguantó. Pese a jugar solo 25 minutos frente a Utah, contra Denver se tuvo que retirar a poco de empezar el partido.

Por comparar, también Pau Gasol reapareció frente a Utah tras perderse toda una semana de competición y sin embargo jugó 37 minutos y otros 36 minutos frente a los Nuggets sin recaer de su lesión.

Es evidente que las lesiones desde 2012 han convertido a Rose en un jugador frágil, con tendencia a recaer de sus problemas físicos, amén de los efectos que puede tener sobre su confianza el verse constantemente lesionado. Esto, en un jugador que basa su juego en la explosividad y en la rapidez es un problema muy serio. Explosividad que ha perdido en parte tras las lesiones, lo que seguramente le obligue a hacer sobreesfuerzos para llegar a su antiguo nivel de juego que paga en forma de continuas lesiones musculares.

Tras el partido de anoche, Thibodeau trataba de minimizar el alcance de la noticia alegando que Rose no había jugado simplemente por precaución, porque la velocidad del juego en los dos lados de la cancha era excesiva para él y por tanto había optado por dejarle en el banco el resto del partido. Esto en sí es noticia, puesto que si algo ha caracterizado el juego de Rose hasta ahora es la velocidad. Lo que pretende ser una llamada a la calma puede convertirse en todo lo contrario.

Si Rose es inteligente, y no hay motivos para pensar lo contrario, tal vez lo mejor sea que adapte su estilo de juego a sus actuales condiciones físicas. Menos agresividad en ataque y en defensa a cambio de un juego algo más pausado (que también agradecerán sin duda sus pívots, Gasol y Noah) puede ser la clave para que Rose pueda seguir siendo durante mucho tiempo el líder de los Bulls. En caso contrario, podemos estar ante un final anticipado de su carrera; una repetición del caso de Brandon Roy. Esperemos que no.

 

 

contador

 

circuito contador

Anuncios

Un comentario en “Algo pasa con Rose

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s