Fenerbahce y Obradovic, campeones en Turquía por incomparecencia del rival.


Triste final de la liga turca tras un apasionante playoff entre Fenerbahce Ulker y Galatasaray. Después de seis partidos, la serie debía decidirse en el séptimo, con el Ulker como local, pero el Galatasaray no se presentó al encuentro, con lo que se le dio el partido por perdido 2-0 y el Fenerbahce se proclamó campeón.

La final de la liga turca, la TBL, se juega al mejor de siete encuentros con el formato 2-2-1-1-1. A ella llegaban en esta ocasión el Fenerbahce de Zeljko Obradovic y el Galatasaray de Ergin Ataman. En lo deportivo, las series han sido extraordinarias, con seis partidos de gran nivel de baloncesto, todos muy igualados salvo el primero, que se llevó el Fenerbahce claramente. Los dos equipos ganaron sus respectivos partidos como locales y la final merecía un séptimo partido como el que se debía haber disputado.

Pero como ocurre a menudo en Turquía, los incidentes entre aficiones al final se adueñaron de la competición y todo acabó a medias. Todo empezó en el cuarto encuentro, disputado en el Abdi Ipeçki de Estambul, la pista del Galatasaray, donde el encuentro se fue calentando según transcurría, explotando el ambiente cuando Obradovic fue expulsado en el último cuarto por sus protestas a los árbitros. Como consecuencia, el público reaccionaría lanzándole todo tipo de objetos a la pista y Obradovic, en la rueda de prensa posterior, hablaría de un complot de la federación mientras el presidente del Fenerbahce amenazaba con retirara sus jugadores de la selección nacional.

Al final, la federación turca sancionaría a Zeljko con un partido de suspensión y al Galatasaray, imponiendo que en el sexto partido solo podrían acceder a la cancha mujeres y niños menores de 12 años. El lío había comenzado y fue a más cuando en el quinto partido se repetirían los incidentes, esta vez protagonizados por la hinchada del Ulker y la respuesta de la federación fue solo una multa al equipo local.

Visto lo visto, al término del sexto partido el presidente del Galatasaray amenazó con no presentar el equipo al encuentro decisivo si la federación no imponía al Ulker la misma sanción que les había impuesto a ellos, presentando un vídeo con incidentes en el quinto partido para apoyar sus palabras.

Como sus quejas no fueron atendidas, el Galatasaray no se presentó al último partido, yendo a parar el título a manos del Fenerbahce. Triste final para una gran final.

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s