OKC THUNDER 105 – SA SPURS 92. CAMBIO DE PAISAJE


 

NBA: Playoffs-San Antonio Spurs at Oklahoma City Thunder

 

 

Cambio radical de paisaje en la eliminatoria. Ello pese a que los Spurs salieron a este cuarto encuentro mucho más responsabilizados y concienciados de la importancia del partido. Dos tempranos triples de Leonard y una canasta de Parker situaban un 8-0 de inicio en el marcador que parecía indicar un regreso a la normalidad de lo acontecido en San Antonio. Hasta ahí las coincidencias.

La presencia de Ibaka ha transformado el paisaje. La zona de los Thunder ha dejado de ser esa tierra de nadie en la que los pívots de San Antonio hacían incursiones impunemente. Los caminos hacia el aro han quedado bloqueados y el pick and roll ha dejado de ser un filón para convertirse en un pobre recurso. Hasta este punto llega la importancia de un jugador tan móvil e intimidador, tan inteligente, y éste es un aspecto que no siempre se valora, en defensa.

Piensen en un túnel de montaña al que entramos sumidos en una espesa niebla y del que salimos cegados por los rayos de un sol que se refleja en los riscos y los torrentes de agua que avanzan por las vertientes. Pues bien, de ese túnel han salido los Thunder guiados no sólo por el regreso del congoleño, sino también por el cambio de plan de su entrenador y, sin duda, por el apoyo de un público que no les ve perder en casa frente a los Spurs desde hace diez partidos. Ahora, agotado el factor cancha a los de Brooks les queda seguir apostando por el talento de Jackson y Lamb como complemento y por la agresividad, casi locura, defensiva como apuesta personal y filosófica.

Estoy convencido de que a Víctor Hugo Morales, narrador del gol más emocionante de la historia del fútbol (segundo de Maradona ante Inglaterra en las semifinales del Mundial de 1986) no le costaría referirse a Westbrook con aquella expresión que decía “de qué planeta viniste”. Con todo lo crítico que he sido con su capacidad de dirección y su no siempre en funcionamiento materia gris, he de reconocer que ayer disfruté con su despliegue de facultades y su carácter competitivo. Anoche Westbrook no fue sólo esa pieza de ingeniería biomecánicamente perfecta, sino también el líder que necesita Oklahoma para remontar el duelo.

Entre el base de UCLA y el siempre estiloso Kevin Durant sumaron 71 puntos, 10 rebotes y 15 asistencias en una actuación histórica de una dupla llamada, si sigue unida con el paso de los años, a marcar una época. Estoy seguro de que Popovich y San Antonio presentarán soluciones tácticas en el quinto encuentro y de que no volveremos a ver a los suplentes en cancha durante más de quince minutos. Será, y me la juego, una contienda igualada que definirá el porvenir de la eliminatoria y al que será representante del oeste en las finales.

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s