Pongamos que hablo de(l) Madrid


016

(Foto: real Madrid.com)

Siempre me han dado miedo las agujas pero, transcurrido el tiempo suficiente y en frío, me atrevo a hacer mis análisis sobre la final ganada por el Maccabi. La primera reflexión me lleva a cuestionar a todos aquellos que hablan del baño táctico de Blatt a Laso; un partido dominado por el Madrid más de treinta minutos y que finaliza su tiempo reglamentario en prórroga, me hace discrepar de semejante baño para dejarlo en ducha fría. Ahora bien, si entendemos los uno contra uno de Rice y el acierto como una riqueza táctica de incuestionable valor, me callo para siempre. Al hilo, resulta curioso leer y escuchar, cuando alguien tiene una puntería descomunal, que la culpa es de la mala defensa y por contra si ese mismo tirando solo no mete una, es éxito de la buena defensa. Esto merece más que un análisis un psicoanálisis del mismísimo Freud.

La segunda reflexión, y muy importante, es que los macabeos comenzaron a creer en ser campeones cuando Khryapa les regala un balón que acaba en canasta, con pasos de Rice por cierto, tras ir toda la semifinal mirando por el retrovisor. Viktor viajó de vuelta con la expedición macabea para rendir visita al muro de las lamentaciones.

La tercera reflexión es la estructura de ambos equipos. Los israelitas disponen de muchos jugadores capaces de moverse por todas las posiciones del campo; doses que pueden ser unos, unos que juegan de dos, treses que se mueven por fuera y por dentro como Pedro por su casa, cuatros que parecen treses y hasta hacen de cinco (un lío), buenos jugadores de bote y ataque de aro, excelentes físicos, manos rápidas y metedoras, y un único cinco con peso y mucho peso, que es Sofo, para jugar en medio campo. Esta versatilidad y su agilidad, permiten una defensa agresiva de cambios constantes que dificulta el movimiento del balón y minimiza las ventajas en los tiros tras bloqueo. Esa rapidez, además, hizo que su balance defensivo no regalase al Madrid carreras, ni cómodas transiciones en los momentos decisivos, y ahí Blatt se encontró a un Rice desatado cuando vale más la inspiración que el mejor de los sistemas. Por contra, Pablo echó en falta al Draper secante de la temporada y a los aros de la semifinal contra el Barça. Algunos sabemos, por experiencia, que cuando te falla la muñeca y la del otro está juguetona no queda otra que hacer un apaga y vámonos. Los amarillos eran la Cenicienta de la F4 y acabaron siendo la princesa siempre segundos antes de convertirse en calabaza.

Mi cuarta reflexión es que el mundo no se acaba por un mal resultado. La propuesta de Pablo Laso, y sus magníficos ayudantes, a lo largo de toda la temporada, es la envidia de Europa, la alegría de la grada y la huida del bostezo eterno tan extendido entre aros en los últimos lustros. Ver ojos abiertos, pijamas olvidados y pabellones llenos, nunca es comparable con el cabreo de una mala tarde noche. El baloncesto con estas propuestas es el que gana aunque la vitrina sufra.

La historia ha escrito el nombre del Maccabi, pero cuando se hable de uno de los mejores baloncestos vistos y disfrutados nunca la mayoría recordaremos a Sabina y su ‘Pongamos que hablo de(l) Madrid’.

Escrito por Mikel Cuadra

Anuncios

2 comentarios en “Pongamos que hablo de(l) Madrid

  1. por fin lo leo!!!!!!!!!!! alguien de acuerdo conmigo, con draper esta final se gana de sobras, no digo que hubiese dejado a rice en 0 puntos, pero le habria secado mejor y, por ejemplo, el chacho habria terminado el partido al no ser expulsado por faltas y llull en su peor partido en mucho tiempo aun con la cantidad de asistencias que dio, habria tenido un repuesto, ya que laso aun no confiaba en carroll plenamente para el partido, aun no estaria a tope, quiero suponer.
    ayer viendo al equipo me senti aun peor que el mismo dia de la final, solo con ver a los jugadores ves que estan hundidos y por eso quiero creer en el destino y que pronto caera la novena. un equipo que llego a febrero imbatido y jugando como los angeles solo les freno las lesiones (si se hubiese fichado igual ahora hablariamos de la novena) asi que para el año que viene no hay que tocar nada, hay que confiar en ellos, estoy convencido de que otro año mas no se nos puede escapar de las manos la euroliga

    Me gusta

  2. El problema es que el Real Madrid era el máximo favorito,y la copa se va hacia tierras israelíes. Ya se tapó la final de copa tan poco competitiva jugada por los merengues,con el resultado final, y ahora se tapa el resultado, con un supuesto juego de campanillas.El Real Madrid 2014 esta a años luz del Barcelona 2010, Panathinaikos finales 2000, el Maccabi del back to back,Cska,Jugoplastika,Milano, estos equipos fueron campeones con casta y corazón,y con juego,ek Madrid no es mejor ni que estos campeónes,ni que el Olímpiacos bicampeon ni que el Maccabi del domingo,le duela a quien le duela.

    Me gusta

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s