FC Barcelona 62-100 Real Madrid. El Madrid no hace prisioneros


real-madrid-celebrates-final-four-milan-2014

 

Reeditaban Real Madrid y Barcelona la semifinal de hace un año, ganada entonces cómodamente por los blancos para caer posteriormente en la final ante el Olympiacos del Pireo. Tras un arranque de temporada demoledor del Madrid y dubitativo del Barça, el primero había bajado el nivel en las últimas semanas mientras el segundo llegaba a Milán en línea ascendente, con el precedente inmediato de la clara victoria azulgrana en el Palau hace una semana.

Sin embargo, tras un inicio de partido en el que el Madrid entró frío y en el que la conexión Huertas-Tomic hacía mucho daño a la endeble defensa blanca, llegando a escaparse en el marcador 12-4, lo que parecía presagiar una repetición del último enfrentamiento, un tiempo muerto de Pablo Laso paraba el partido y este cambiaba de rumbo. Un 0-9 del Madrid ponía a los blancos por primera vez arriba 12-13 y el partido se mantendría igualado hasta el final del primer cuarto, 20-20.

El segundo cuarto comenzó con el Madrid mordiendo en defensa y, un parcial de 0-11 llevaba el marcador a un 20-31 que hacía saltar todas las alarmas en el banquillo blaugrana. De la mano del flamante MVP de la Euroliga, Sergio Rodríguez, los blancos amenazaban romper el partido, pero Xavi Pascual conseguía contener la hemorragia y el Barcelona se iba con vida al intermedio, 37-45, tras haber llegado a estar 13 puntos abajo. Por entonces la sensación que daba el partido era que el Madrid era muy superior al Barcelona pero no había sabido romper el partido. La duda estaba en si lo pagaría en la reanudación o no.

Y pronto se resolvería la incógnita: tras un inicio igualado del tercer cuarto, el Madrid endosó un parcial de 1-26 a su rival de forma que a poco de iniciarse el último cuarto el marcador era de 48-82. El Madrid vapuleaba a un Barcelona roto que perdía constantemente balones y veía como su rival corría y corría al contraataque o resolvía sus ataques en estáticos con una precisión quirúrgica en el tiro.

La fiesta blanca y la agonía azulgrana se prolongarían hasta el 62-100 final. El Madrid batía el récord de mayor diferencia en una semifinal de Final Four para plantarse en la final ante su archirrival europeo, el Maccabi de Tel Aviv, sorprendente finalista tras remontar 15 puntos al CSKA de Moscú. El gran duelo europeo se repetirá en la final, con el único precedente en esta ronda de la de 1980 en la que los blancos ganaron su séptima Copa de Europa.

Partido espectacular del Real Madrid el jugado ante el FC Barcelona, con la defensa ahogando por completo a un rival que se vio superado en todo momento y con Sergio Rodríguez y Nikola Mirotic liderando las operaciones en ataque.

El equipo blanco está a un pasito de su novena Copa de Europa, 19 años después de conquistar la última. Como hace un año, es claro favorito. ¿Le podrá de nuevo la presión o esta vez conseguirá recuperar una corona que perdió hace ya demasiado tiempo?

 

 

(Foto: euroleague.net)

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s