Isaiah Thomas. Un enano entre gigantes


Isaiah Thomas. Un enano entre gigantes

En la NBA, la tierra de los potentes gigantes que destrozan los aros con facilidad, se encuentra Isaiah Thomas, que juega para los Sacramento Kings en la posición de base con una altura de 1,75 metros, aproximadamente. Este hecho demuestra que el tamaño importa pero no decide, y que a base de dedicación y esfuerzo, por muy bajito que seas, se puede llegar a jugar con los más grandes.

Thomas no es el único “enano” en la NBA. Le acompañan jugadores como Chris Paul (1,82 m) Patty Mills (1,83 m) o Nate Robinson (1,75 m). Además, a lo largo de la historia han jugado en la NBA auténticos “canijos” como Spudd Webb (1,70 m), Earl Boykins (1,65 m) o Tyrone “Muggsy” Bogues (1,60 m).

tho1tho2

El nombre Isaiah Thomas se asocia inevitablemente con el legendario ex jugador de los Detroit Pistons, Isiah Thomas, uno de los mejores bases de la historia, líder de los “Bad Boys” de los años 80 y principios de los 90, el equipo que mediante su juego intenso, al límite del reglamento, consiguió plantarle cara, entre otros, a los Bulls de Michael Jordan. Thomas y los Bad Boys ganaron dos campeonatos consecutivos de la NBA en 1989 y 1990.

Pero este Isaiah Thomas no tiene nada que ver con aquel Piston, “Zeke”. Casi lo único que tienen en común es su posición (base) y su corta estatura para jugar en la NBA (1,85 metros en el caso del jugador de los Pistons y 1,75 metros por parte del jugador de los Kings, a quien dedicamos este artículo). Thomas está lejos de convertirse en la leyenda que es ahora “el otro Thomas”, pero el joven jugador de los Sacramento Kings tiene mucho que demostrar con su desparpajo, osadía y habilidades para el deporte del baloncesto.

tho4

Si hay algo en lo que destaca este jugador es, precisamente, en su desparpajo. No tiene ningún reparo en penetrar hacia la canasta aunque en su camino haya jugadores que le sacan 30 y hasta 40 centímetros de estatura. Es todo un maestro de las “bombas”, tiros a una mano que eleva muy por encima de defensores mucho más altos que él para evitar el tapón. Asimismo, su velocidad le permite superar a defensores más robustos pero más lentos que él.

Pero Thomas no sólo hace gala de estas capacidades. El tiro es una amenaza importante de su arsenal, promediando un 37,6% en triples y un 44,4% en tiros de campo, aunque es cierto que un aspecto a mejorar es su selección de tiro, en ocasiones no muy acertada. No obstante, cubre sus errores en el tiro y sus pérdidas (2,7 por partido) con 6,3 asistencias de media y 1,3 robos por partido. Otro de sus aspectos a mejorar es la defensa, que presenta agujeros por sus características físicas, no siendo capaz muchas veces de parar a oponentes más altos y fuertes que él. Su promedio de puntos esta temporada es de 20 por partido, siendo uno de los tres principales anotadores de su equipo, sólo por detrás de DeMarcus Cousins (22,6 puntos por partido) y de Rudy Gay (21 puntos por partido).

tho5

El base titular de los californianos lidera su equipo en asistencias por partido, aunque es cierto que los Kings se caracterizan por ser uno de los equipos más individualistas de la NBA, con varios jugadores “del club del Chupa-Chups” (como diría el gran Andrés Montes) como Rudy Gay, Ben McLemore, DeMarcus Cousins, Derrick Williams, Marcus Thornton o el propio Thomas. Estos jugadores individualistas son también los que hacen que Sacramento tenga uno de los equipos más vistosos de la NBA, aunque no garanticen precisamente el éxito en los resultados, como demuestra su balance de 15 victorias y 32 derrotas, ocupando el último puesto de la Conferencia Oeste a cierre de este artículo.

La carrera de Thomas era prometedora desde el comienzo. Fue una estrella en su equipo universitario, los Washington Huskies, promediando 16 puntos, 4 asistencias y más de 3 rebotes en su etapa de 3 años allí. Como jugador de los Huskies, recibió las “bendiciones” de Nate Robinson, ex jugador de Washington que ya jugaba en la NBA. Robinson mostró su predilección hacia Thomas “cediéndole” su dorsal número 2. Tal vez fuese la corta estatura de ambos (1,75 metros) uno de los factores de su buena relación. Posteriormente fue seleccionado en el último puesto del draft de 2011 por los Sacramento Kings, que confiaron en él desde el principio, otorgándole más de 25 minutos por partido y siendo titular en 37 de los 65 partidos que disputó a lo largo de la temporada. Ahora en su tercera temporada en la NBA, dirige la nave de los Kings, siendo, junto con Rudy Gay, el jugador que más minutos disputa por partido en su equipo (ambos disputan en torno a 34 por partido).

tho6tho7

Isaiah Thomas no cuenta con unas capacidades atléticas privilegiadas, como podría ser el caso de Nate Robinson, que machaca el aro de manera sobrenatural. Sin embargo, es su velocidad endiablada la que desconcierta a sus defensores, y sus cambios de ritmo le permiten crear mucha ventaja, abriendo las defensas rivales y pudiendo decidir entre el tiro, el pase, o echar el balón al suelo para demostrar su gran manejo de balón. Esta temporada ha sido la de la explosión de este pequeño base, rodeado ahora de jóvenes jugadores como él. Y aunque los resultados no acompañen, Thomas ha encontrado el sitio perfecto para desarrollarse, mejorando considerablemente sus números y sus prestaciones sobre la pista. 

 

Escrito por Javier Romero

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s