El futuro truncado en la maldita Highway A-46


El futuro truncado en la maldita Highway A-46

Era el 25 de Julio de 1981 y la vida de Landon Turner no podía ser mejor, no hacía más que unos meses que junto con su universidad (Indiana) se había proclamado campeón de la NCAA tras derrotar a la emergente North Carolina de Perkins, Worthy y Wood. Los scouts empezaban a tomarle en serio, las comparaciones con James Worthy (el cual acabaría N.1 del draft de 1982) eran más que notorias y como suele decirse “tenía todo su futuro por delante” y era un Top-10 casi con seguridad del draft de 1982 si seguía con la progresión mostrada hasta la fecha. 

Fue entonces cuando todo ocurrió en la autopista A-46. Pero bueno, esa historia os la contare más adelante, quiero que conozcáis primero a Landon Turner. 

Nacido en una humilde familia de fuerte orientación religiosa a principios de 1960, Turner empezaría a jugar a baloncesto seriamente en el Indianapolis Arsenal Tech High School donde lograría ganar varios campeonatos locales siendo elegido All American. Su presencia física le valió para dominar la pintura sin igual y así establecer un record que perdura todavía como máximo reboteador de la historia de ese instituto. 

En su temporada junior promedio 21 puntos y 15 rebotes. Uno de sus mejores momentos fue cuando fue el máximo anotador del Classic Anual All Star entre Indiana y Kentucky con 23 puntos (11-14 TC). 

En 1978 fue seleccionado para participar en el primer McDonald’s All Star de la historia, si, ese en el que Aaron Gordon fue elegido MVP hace un par de meses en su edición de 2013. En aquel partido de 1978 Landon Turner formó parte del equipo perdedor (Este) y apenas pudo destacar siendo ya de por si un logro importante el haber sido seleccionado. En aquella ocasión seria Rudy Woods con 12 puntos y 16 rebotes el MVP que luego iría a Texas AT&M y seria seleccionado en cuarta ronda del draft de 1982 por los Dallas Mavericks. Nunca he sabido lo que fue de él. 

Landon and BobbyLandon Turner escoge ir a la universidad de INDIANA, entrenada por el prestigioso BOB KNIGHT, a pesar de tener más de 300 cartas de otras universidades a lo largo de todo el país tratando de reclutarle. De familia religiosa, un periodista cuestionó a su padre el hecho de ir a jugar para Knight un ateísta reconocido, la respuesta de su padre es para enmarcarla: “Yo llevo a mi chico los domingos a misa para ensenarle el camino correcto, el que nos marcó Dios, para enseñarle a jugar a baloncesto entonces está Coach Knight”. 

En 1979 Indiana ganara su primer y único NATIONAL INVITATION TOURNAMENT (NIT) después de haber quedado quintos en una Big Ten Conference donde Magic y sus Spartans arrollaron a sus rivales. Indiana se llevaría el título (NIT) venciendo en la final a Purdue en un apretadísimo final (53-52) siendo Turner el segundo máximo anotador de los Hossiers por detrás de Mike Woodson. 

Era su temporada freshman y alterno titularidad con el banquillo, pero apenas jugando unos 10-15 minutos por partido promediando 5 puntos y 3 rebotes. La transición de ser una estrella de High School a uno más del montón en universidad se estaba haciendo cuesta arriba. 

Su segunda temporada con los Hossiers fue otra vez de luces y sombras. Quedaron primeros de la Big Ten comandados por Isiah Thomas (si, el que luego sería uno de los Bad Boys en Pistons) y accedieron al torneo NCAA donde esta vez la Purdue de Joey Barry Carroll les eliminó en segunda ronda. Para Turner fue una temporada de altibajos, tan pronto anotaba 24 puntos (su record) como quedaba relegado a la parte más oscura del banquillo. Su potencial, como el de otros muchos, se veía a leguas pero la inconsistencia, la dejadez aparente y su vagancia hacían el resto. Así desde luego no iba a ninguna parte. 

En Febrero de 1981, con los Hossiers ganando un partido intrascendente de más de 30 puntos faltando nueve minutos para el final del partido, Turner pidió el cambio para entrar en el partido. Su primera acción un tapón en contra y en defensa falta personal tras dejadez defensiva. Coach Knight no lo dudó y le mando al banquillo de nuevo. Los padres de Turner estaban sentados a dos palmos del banquillo y el entrenador ya había decidido hablar con ellos tras el partido para decirles que iban a dejar marchar a Turner, que su mejor opción sería presentarse al draft e intentar buscar un futuro profesionalmente. Según sus propias palabras: “veía un potencial enorme, uno de los mejores jugadores de su generación pero su talento y sus ganas de trabajar solo aparecían esporádicamente y tras tres temporadas no veía como hacerle progresar, como sacar de el todo lo que tenía dentro”.

Pero entonces algo ocurrió, tras un tiempo muerto pedido por Knight, Turner regreso a pista y enLandon Turner 50 los últimos siete minutos de ese partido mostró a su entrenador todo lo que llevaba dentro. 

Un mes más tarde, del 14-30 Marzo de 1981, Landon Turner fue una pieza fundamental del equipo que se alzaría con el título NCAA. En la Final Four Landon Turner se fue hasta los 20 puntos y ocho rebotes contra el equipo N.1 del ranking nacional  (Louisiana St) y ya luego en la final aporto 12 puntos y 6 rebotes con una defensa excelente sobre James Worthy al que dejo en 7 puntos con 3/11 en el tiro. Vital su aportación. Sería seleccionado para el equipo ideal del torneo al igual que su compañero I.Thomas que se llevaba el MVP. 

Landon Turner era ahora un prospecto más que interesante y con una temporada por delante para finalmente sacar lo mejor de sí bajo la dirección de Bobby Knight su futuro se tornaba esperanzador. 

Así que retomando el principio del artículo situémonos unos meses más adelante en el tiempo hasta el 25 de Julio de 1981. Ese fatídico día, la vida de Turner cambiaria para siempre. El coche en el que viajaba, un Ford de mediados de los setenta, sufrió un pinchazo mientras conducía por la A-46 y tras perder el control del mismo no pudo evitar las múltiples vueltas de campana tras salirse de la calzada y acabar entre un amasijo de hierros. Su espina dorsal era seccionada y milagrosamente pudo salvar la vida pero le dejaría paralizado desde el pecho para abajo. 

Su sueño de ser jugador de baloncesto profesional, el jugar en la NBA, el poder caminar de nuevo, todo se había venido abajo en un instante. Maldita autopista A-46. 

Serían más de cinco meses en el hospital donde solamente su determinación y una ardua rehabilitación le permitieron regresar a casa. 

Landon Turner 32Meses y meses de fisioterapia pasaron y en otoño de 1982 regreso al campus de la Universidad de Indiana. Se había dejado crecer la barba y lo primero que Coach Knight le dijo al verle al lado del banquillo fue que tenía cuchillas en su despacho para que se pusiese presentable. 

A pesar de que nunca podría jugar en la NBA el mítico RED AUERBACH de los Boston Celtics el 29 de Junio de 1982 los Celtics agasajaron su perseverancia eligiéndole en el draft de esa temporada. Mientras que Landon nunca se vestiría de verde, la historia de este magnífico gesto fue ideada por dos iconos del baloncesto norteamericano como BOB KNIGHT Y RED AUERBACH. 

La historia sucedió de la siguiente manera. En la primavera después del accidente de Turner, Knight se encontraba atendiendo un pre-NBA draft camp en Chicago y debido a su amistad (desde tiempos del Ejercito) con Auerbach le pidió el favor de seleccionar a Landon como gesto simbólico después de lo que el pobre chico había tenido que pasar. Unas semanas más tarde los Celtics lo eligieron en el draft de 1982. 

No tenía ni idea de que el entrenador Knight había hablado con Red Auerbach. No sabía nada hasta que mis padres me dijeron que había sido el último jugador en haber sido elegido en el draft” dijo Turner “Me siento inmensamente feliz por lo que hicieron por mi”. 

El mismísimo Red Auerbach le envió los relojes conmemorativos de los campeonatos de los Celtics en 1984 y 1986 que todavía conserva a día de hoy. 

En Mayo de 1984 se gradúa en Physical Education. Después de pasar por unos momentos muy duros en el plano fisico, mental y emocional empieza a contar su historia de coraje. Serían sus comienzos como orador en público. Trabaja durante un tiempo en asuntos minoritarios de los campus de Indiana y Purdue. 

Para 1986 ya había recaudado más de 400.000$ en su Trust Fund gracias a los esfuerzos de Knight o Isiah Thomas, que entre otras cosas ya había organizado varios All-Star benéficos para ayudar a su ex compañero Turner. 

Landon Turner silla rueda

En 1987 Tony Williams un antiguo jugador en silla de ruedas de los Indiana Olympians y que acababa de fundar los Indiana Pacers le convence para volver al baloncesto aunque esta vez en silla de ruedas. Juega tres temporadas y gana un campeonato. 

En 1989 la Asociación de Escritores de Baloncesto de los EEUU le condecora con el “Most Courageous Award”. Ese mismo año alcanzó el honor más alto del estado de Indiana, The Sagamore of the Wabash Award concedido por el Gobernador Evan Bayh. 

A principios de 1989 fundó ‘Landon Turner Entrerprises Inc’ con la que se dedicaría a dar charlas motivadoras contando su propia historia y su afán de superación. 

En Mayo 2003 seria seleccionado para el Salón de la Fama de su instituto. 

A día de hoy sigue viviendo en Indiana continuando con su labor formativa y educacional. Un luchador que no ha arrojado la toalla.

Fuentes consultadas: Sport Illustrated e Indianápolis Star

Escrito por Cobi Sobrino (@cobinho8)

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s