Una prórroga en el CID decidió que habrá tercero


Una prórroga en el CID decidió que habrá tercero

Tras el “Heurtelazo” del jueves, el Herbalife Gran Canaria ha sabido sobreponerse y se impuso en la prórroga al Laboral Kutxa, colocando así el 1-1 en la eliminatoria y forzando el tercer partido.

El CID (que no se llenó) recibió y arropó en todo momento con entusiasmo a los hombres de Pedro Martínez que completaron un muy buen encuentro. El club repartió para todos camisetas amarillas con el “Sí se puede” de rigor. Oguchi no participó en la rotación local, y las aportaciones de Tavares y Slokar, que no disfrutaron de demasiados minutos, fueron prácticamente anecdóticas. Tomás Bellas desde el primer cuarto hizo ver que haría un gran partido, 15 puntos y 4 asistencias  para el base titular del Granca.  La intensidad se puso de manifiesto desde el comienzo y Milko Bjelica (10 puntos y 7 rebotes) lideraba el ataque visitante. El CID se mostró descontento con la actuación arbitral en muchos momentos del partido, especialmente en el primer cuarto. El marcador se estrenó con dos tiros libres anotados por Lampe y ya el Laboral Kutxa no volvería a estar por delante en los 10 primeros minutos. Eulis Báez sigue haciendo su impresionante trabajo  defensivo pero también aporta en ataque (10 puntos y 8 rebotes). Al final del primero, 19-18 gracias a un palmeo de Tibor Pleiss sobre la bocina.

En el segundo cuarto, Nocioni, Lampe, Pleiss y Nemanja Bjelica (hoy, con triplazos “desde su casa”) sumaban para el equipo de Vitoria que se adelantó en el marcador. Por el lado local, apareció Ryan Toolson (con las molestias que arrastra desde hace más de un mes y estando al 40%) que acabaría siendo el mejor de su equipo con 17 puntos y 20 de valoración. El Granca contaba con una buena circulación del balón. Javier Beirán, con dos triples en este cuarto, puso el 32-37 con el que se llegó al descanso.

En la reanudación, Spencer Nelson (11 puntos y 6 rebotes) cogió las riendas y, entre otras cosas, asistió a Roberto Guerra, para acto seguido bailar con Milko Bjelica. Omar Cook anotó su triple del partido y fue contestado en la siguiente por Bellas. El equipo insular seguía moviéndola bien pero con algunas pérdidas. Posesiones largas para ambos equipos, con buenas defensas. San Emeterio y Pleiss llevaron a los visitantes hasta el +9, pero los tiros libres, convertidos por Nelson, y un triple sobre la bocina de Óscar Alvarado (tras fintar)  hicieron que el Granca pasara al último acto con sólo  4 puntos de desventaja (47-51).

Para comenzar el teórico último cuarto, un 2+1 de Nemanja Bjelica (de los mejores del Baskonia hoy) en el que la falta personal fue muy protestada por el público. Bellas y Nelson tiraron de galones por el lado local, y Andrés Nocioni (13 puntos y 12 rebotes, el más valorado hoy) hizo lo propio con los suyos.  Los árbitros y los pasos volvieron a ser protagonistas. Heurtel puso el 55-64. Una vez más, el Granca recortó distancias con Nelson asistido por Bellas y con un triple clave de éste último a falta de 3 minutos. Tras el tiempo muerto, más triples de Toolson y Nemanja Bjelica, tiros libres para los amarillos (que hoy mejoraron su porcentaje) y Lampe cometió su quinta falta personal, llevando a Nelson a la línea de 4.60 que convirtió los dos para el 67-67. Restaban 10 segundos, y Báez hace falta sobre Pleiss que erró sus dos lanzamientos, Nelson la tuvo pero no encestó y con esto se llegó a la prórroga.

En los 5 minutos adicionales, el Granca anotó 16 puntos. El equipo vasco tuvo que jugar sin Pleiss y Lampe, sus hombres interiores. Nocioni y San Emeterio echaron el resto, pero no fue suficiente para el Laboral Kutxa. Tomás Bellas, que había jugado con su intensidad característica, tuvo tiempo para respirar secándose las manos con la toalla antes de tirar dos nuevos tiros libres que falló. Pero Toolson y Newley (pura garra durante sus 34 minutos) fueron los grandes protagonistas esta vez. San Emeterio convirtió dos tiros libres (80-78) y cuando el CID estaba totalmente entregado, pero con el miedo en el cuerpo tras lo vivido el jueves, Brad Newley metió un triplazo digno de una merecidísima victoria. 83-78 que obliga a jugar el tercer y definitivo encuentro. El equipo fue ovacionado y los jugadores volvieron a salir para dar una vuelta a la pista (algunos con sus hijos) agradeciendo a la afición su apoyo. El martes en el Buesa Arena, el desenlace.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, el entrenador visitante Zan Tabak resumió el encuentro con estas frases: “Estoy más contento con el partido de hoy a pesar de que hemos perdido porque el otro día no merecíamos ganar. Yo creo que en dos o tres momentos hoy tuvimos el partido en nuestra mano y lo dejamos escapar. Fallando algunos tiros fáciles al final o momentos cuando teníamos 9 ó 10 puntos de ventaja y no sabíamos acabar el partido. Poca cosa ha decidido el partido. Ahora vamos a volver a nuestra cancha e intentar ganar el siguiente partido”.

Por su parte, Pedro Martínez pidió calma y subrayó la importancia de no caer en el desánimo (que no sucedió después del jueves) ni ahora en la euforia, “hay que estar contentos pero no más de una hora”. Calificó al Laboral Kutxa como un equipo fantástico al que hay que tenerle mucho respeto (por ejemplo Nocioni ha sido elegido como mejor alero de la liga), que defiende muy bien y es uno de los mejores de Europa. Cree que  tenemos que estar orgullosos del espíritu de lucha y el inconformismo del equipo, “gente que se puede ir con ellos a donde sea, por ejemplo el martes a Vitoria. Toca dormir poco y soñar mucho”. De su equipo resaltó que es un grupo fantástico, y que los jugadores a nivel individual y colectivo se han mentalizado y “cuando la cosa se ha puesto dura no se han venido abajo”, es mérito totalmente de los jugadores. Cree que toca ver en qué se puede mejorar aunque no haya mucho tiempo.  El equipo viajará por la mañana  a Vitoria (estaba todo preparado) y en caso de ganar no volverían a la isla, ya que jugarían el siguiente partido fuera de casa también. Al ser preguntado por si su experiencia en Baskonia supone un añadido más para esta eliminatoria, el técnico respondió:“Mi experiencia fue tan corta que ya ni me acuerdo”. 

83 – Herbalife Gran Canaria (19+13+15+20+13): Bellas (15), Guerra (4), Newley (13), Báez (10) y Nelson (11) -cinco inicial- ; Toolson (17), Alvarado (3), Beirán (8) y Slokar (2).
78 – Laboral Kutxa (18+19+14+16+11): M.Bjelica (10), San Emeterio (11), Lampe (8), Causeur (3) y Cook (5) -cinco inicial-; Nocioni (13), Pleiss (10), Heurtel (6) y N.Bjelica (12).
Árbitros: José Antonio Martín Bertrán, Vicente Bultó y Carlos Peruga. Eliminados: Maciej Lampe y Tibor Pleiss por acumulación de faltas personales.
Incidencias: Segundo partido de cuartos de final del Playoff de la Liga Endesa, disputado en el Centro Insular de Deportes ante 4.171 espectadores. Antes de comenzar el partido se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Antonio Almeida, voluntario del club grancanario esta temporada.

 

 

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s