El hombre de los 35 millones de dólares


El hombre de los 35 millones de dólares
Esta es la historia de uno de esos jugadores que tal vez muchos de vosotros desconozcáis pero que por una u otra razón se me ha quedado grabado en la memoria. La suya es una historia que entrelaza su propia carrera NBA con la de jugadores de la talla de Shawn Kemp, la de la franquicia de los Seattle Supersonics o el lockout de 1999. 
Os propongo viajar en el tiempo hasta principios de los noventa y os invito a recordar a los Seattle Supersonics que con George Karl de entrenador eran uno de los equipos punteros de la liga. Desde su llegada al equipo en 1992, los Sonics firmaron 55, 63, 57, 64, 57 y 61 victorias hasta su marcha en 1998. El artífice y arquitecto de tal conjunto fue el GM Bob Whitsitt que había llegado al equipo en el verano de 1986 a un equipo envejecido en necesidad de reconstrucción y aun recordando el titulo NBA de 1979. Su primer movimiento fue traspasar a un veterano Jack Sima con nueve temporadas en la plantilla, unos días después se haría con los servicios de Dale Ellis. Avanzando un poco más hasta 1989 draftearia a Shawn Kemp directo de HS (algo impensable por aquella época), en 1990 elegía en el draft a “The glove” Gary Payton y en años venideros se haría con gente como Sam Perkins o el alemán Detlef Schrempf para hacer de los Sonics uno de los mejores equipos de la liga. 
Avancemos un poco más hasta 1996 con los de Seattle recién proclamados subcampeones NBA después de haber perdido contra unos Bulls liderados por Jordan. Ese verano, los Lakers se habían hecho con Shaq y los Sonics,ya con Wally Walker como GM, y a la vista de que solo con Perkins y el novato Ervin Johnson como centers, decidieron dar un paso al frente y ofrecer un contrato de más de 35 millones por siete temporadas a un pívot de 2.16  ¿Adivináis el nombre? Pues se trata ni más ni menos que del protagonista de mi historia, James Michael McIlvaine, más conocido como Jim McIlvaine. 
Os cuento, McIlvaine había jugado cuatro temporadas en la universidad de Marquette donde promedio 10.8 puntos, 5.7 rebotes y 3.3 tapones por partido estableciendo un record histórico de su universidad en este último apartado. Así fue que los Washington Bullets le eligieron en el draft de 1994 en la segunda ronda con el número 32 para ser el suplente del gigante rumano Georghe Muresan. En sus dos temporadas con los Bullets, McIlvaine jugaría 135 partidos (6 de titular) promediando 13 minutos, 2.0 puntos, 2.4 rebotes y 1.6 tapones. 
Y así es como llegamos al verano de 1996 con McIlvaine como agente libre y esperando ofertas. El caso es que tras las finales se había visto que los Sonics tenían un vacío importante en la posición de cinco y tras la llegada a la conferencia Oeste de Shaquille O’Neal los Sonics no dudaron ni un momento en lanzarse a por McIlvaine y ofrecerle el contrato de su vida. Pasaba de cobrar medio millón de dólares a llegar a los 3 millones por temporada. Para que os pongáis un poco en perspectiva, en aquella temporada ganaba más dinero que Karl Malone, Scottie Pippen, Ewing, Mitch Richmond y sobretodo un Shawn Kemp que se sintió menospreciado por una franquicia por la que había dado todo incluyendo la mejor temporada de su carrera y el viaje a las finales NBA para que le ninguneasen de esa forma. Dejo bien claro su enfado cuando decidió no comparecer las tres primeras semanas del training camp y durante la temporada 1996/97 manifestó una y otra vez su intención de salir traspasado algo que lograría ese verano de 1997. Con su marcha también llegaría la de George Karl y otras piezas claves del equipo que se fue diluyendo hasta pasar de ser un candidato al anillo durante 5-6 temporadas a luego entrar en playoffs solamente tres veces en las próximas once temporadas (primeras rondas) para culminar con la marcha del equipo a la ciudad de Oklahoma. 
Y me diréis ¿y que fue de McIlvaine?  Pues el bueno de Jim seria el pívot titular de los Sonics en sus dos temporadas en Seattle promediando 17 minutos, 3.5 puntos, 3.6 rebotes y 1.9 tapones mientras que cobraba 6.6 millones de dólares. En playoffs sus números bajaron drásticamente llegando solo a 8 minutos y 2 puntos. Para que Shawn Kemp no estuviese enfadado vamos. 
El desmantelamiento del equipo, la marcha de coach Karl, la sensación de que pese a haber llegado a segunda ronda en 1997 y 1998 de playoffs el equipo ya no era candidato y el peso de tener un megacontrato del que no era merecedor acabaron con McIlvaine traspasado a los Nets a cambio del veteranísimo Michael Cage y Don MacLean.
shawn-kemp-supersonics 
Era la temporada del primer lockout en la historia de la NBA y como todos sabemos fue una temporada express. La liga comenzó a principios de Febrero y sin apenas training camp, ni adaptación de los jugadores nuevos a sus equipos y así fue como en los Nets, McIlvaine empezaba su aventura un 6 de Febrero de 1999 como pívot suplente de Jayson Williams. Los Nets venían de haber completado una más que decente campana en 1998 llegando a playoffs donde habían sido eliminados en primera ronda (3-0) contra los Bulls del threepeat. El núcleo era el mismo formado por Sam Cassell, Kendall Gill, K.Van Horn, K.Kittles y J.Williams con el ex Warrior Chris Gatling aportando como sexto hombre. Luego llegaría el traspaso de Cassell y Gatling por Stephon Marbury pero las lesiones de sus jugadores, la inexistente pretemporada, la dejadez de varios miembros de la plantilla haría el resto para acabar con solo 16 victorias.
En el puesto de pívot teníamos a Jayson Williams que venía de su mejor temporada (13 puntos y casi 14 rebotes de promedio) pero que se vio limitado a solo 30 partidos por lesiones y se retiraba al final de esa campana con solo 30 años de edad. También estaba Rony Seikaly ya de vuelta de todo y que solo jugó 9 partidos promediando 10 minutos de juego. William Cuningham (15 partidos y 9 minutos) también estaba en las últimas y de ahí su retirada esta campaña. Un viejo conocido de JM de su tiempo con los Bullets también formaba parte de aquellos Nets, Gheorge Muresan que solo llego a disputar 1 minuto en toda la temporada debido a su condición física. Así pues todo se juntaba para que McIlvaine pudiese al fin demostrar que su contrato no fue una estupidez del General Manager de turno y con minutos en cancha callar las bocas de sus críticos. 
Su primer partido saliendo desde el banquillo fue, digamos, esperanzador ya que en catorce minutos registro 6 puntos (3-7 T2), 2 rebotes y 2 tapones. Desgraciadamente este sería su mejor partido de los apenas 22 que disputo esa temporada, al final otra vez más de lo único que se hablo fue de su megacontrato. Recordad que estaba cobrando 4.2 millones de dólares por 12 minutos, 2 puntos, 2 rebotes y 1.5 tapones por partido. 
A pesar de los intentos de los Nets por traspasarlo y deshacerse de su contrato en el verano de 1999 nadie en la liga parecía dispuesto a morder el cebo. Los analistas seguían considerándolo un jugador con potencial en la parcela defensiva, buen taponador y valido para dar minutos de descanso al pívot titular del equipo.
Así fue como para la temporada 1999-00 y con la llegada del nuevo entrenador Don Casey y ante los pívots de la plantilla : el rookie Evan Eschmeyer (2ronda), Muresan y sus problemas de lesiones y Jamie Feick que jugo la mejor temporada de su carrera (6 puntos y 9 rebotes) se dispuso que McIlvaine fuese el center titular. ¿Sería esta la oportunidad que estaba esperando? ¿Explotaría por fin?. 
Pues ni lo uno ni lo otro. 66 partidos en total con 53 en el quinteto inicial pero sus minutos solo fueron 16 por partido con unos lamentables 2.4 puntos, 3.5 rebotes y 1.8 tapones. Su sueldo de la temporada 4.8 millones, más que Van Horn o Marbury. 
Su última temporada en la liga seria la 2000-01. ¿Os suena de algo Soumaila Samake? Pues este chaval de Mali que llegaba de la liga eslovena y Vladimir Stepania le quitaron los pocos minutos de los que venía disponiendo. Sus continuos problemas con las lesiones le mermaron durante todo el año y solo disputo 18 partidos promediando 1.6 y 2 rebotes en apenas 11 minutos jugados. 
Desesperados, los Nets asumieron su contrato de las dos próximas temporadas (2001-03) por un montante de diez millones y medio de dólares mientras que McIlvaine se retiraba a los 28 años de edad después de 401 partidos promediando 14.8 minutos, 2.7 puntos, 3.1 rebotes y 1.7 tapones. Mientras que McIlvaine se tomaba unos años de descanso ocupándose de sus negocios los Nets hacían historia llegando a dos finales consecutivas de la NBA. 
Hoy en día y desde 2005 es uno de los comentaristas de la universidad de Marquette donde todavía ostenta el record  histórico de tapones y es especialmente querido. 
Esta ha sido la historia de un jugador involucrado involuntariamente en el ocaso de una las plantillas más excitantes de los noventa, uno de los “culpables” del primer lockout en la historia de la NBA, un producto de las magníficas reviews de los expertos que como a otros muchos le colocaron el cartel de jugador con potencial, proyección y demás.
Escrito por Cobi Sobrino (@cobinho).
Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s