Quiero aprender, no aburrirme


Quiero aprender, no aburrirme

No sé si a vosotros os pasaba, pero yo en mis años de estudiante tenía asignaturas que odiaba y otras que sin ser mis favoritas adoraba. Pasado el tiempo, y con la perspectiva que suelen dar unas canas bien puestas o una coronilla prominente, llegue a la conclusión de que las asignaturas eran las que debían ser y sus temarios los que tocaban, lo que realmente cambiaba era el maestro. Entre mis ingratos recuerdos, un profesor de matemáticas déspota, que se oía pero no escuchaba, y al que jamás entendí entre sus borrones en el encerado y del que nunca pude despejar un sin fin de incógnitas. Por contra llevo en mis oraciones educativas a un profesor de francés (sin malos pensamientos) con grandes conocimientos, alegre, paciente y oyente, que nos hacía vivir en París, sin saber situarla en el mapa. Del profesor de matemáticas no recuerdo su nombre, sólo los malos momentos vividos; a Secundino jamás le olvidaré.

Todo esto viene a cuento porque entre patios, entrenos y partidos se ve demasiado profesor de matemáticas. Los niños en edad de aprender entre aros necesitan refuerzo, explicación, cariño, corrección y buenos motivadores. Ese profesor de francés del que te sientes orgulloso porque te hace sudar, reír, trabajar y mejorar.

¿De qué sirve un porque lo digo yo si el otro no sabe lo que tú dices?, ¿Qué pinta una pizarra golpeada contra el suelo, si lo que realmente enriquece es que traduzcan lo que en ella han pintado?, ¿Cuál es el valor de un grito?, ¿Por qué se establecen diferencias?, ¿Cuál es el objeto de ridiculizar a unos y perdonar por lo mismo a otros?, ¿Qué ánimo puede  pedir el que desanima?. Podría estar haciéndome preguntas y más preguntas, pero lo mejor es pedir respuestas.  

Formemos maestros con menos títulos y más conocimiento real, sin tanta teoría y con más dominio de la práctica; que sepan sentir como niños y los hagan sentir; que amen el baloncesto para que sus pupilos hagan lo propio; que escuchen y no que se gusten, y que por encima de todo, sean justos y honestos para que su espejo sirva de ejemplo donde mirarse en sus vidas.

Dame a Secundino, que al matemático te lo regalo marcado con una X.

Escrito por Mikel Cuadra (@mikelcuadra)

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s