The Miudiño Connection… Obradorio máis que basket


The Miudiño Connection... Obradorio máis que basket

Con el objetivo de la permanencia comenzaba el Obradoiro la campaña 2012-2013. Sin falsos aires de grandeza ni presuntuosidad y sabiendo cual era su lugar en la ACB. Humildad, seriedad y trabajo como bandera. Estas son las tres grandes señas de identidad que Moncho Fernández ha sabido asentar en el equipo santiagués para auparlo, cuando casi se ha completado la primera vuelta de la temporada regular, a la décima plaza de la liga ACB (con un balance de 8 victorias y 7 derrotas) y a sólo 2 partidos de distancia del Uxue Bilbao Basket, quinto clasificado. Una trayectoria con la que el ‘Obra’ se ha ganado el respeto de sus competidores y que les puede llevar a disputar la Copa del Rey de Vitoria-Gasteizel próximo mes de febrero. Son, por tanto,  una de las gratas sorpresas de este curso.

El compromiso de todos. Cuerpo técnico y jugadores forman un gran grupo humano al que se le sigue dando merecida continuidad. El Obradoiro es algo más que un equipo de baloncesto. Es una ciudad involucrada, una gran familia, una afición que llena el pabellón Fontes do Sar cada día de partido, es el ‘Miudiño’.

Moncho BlusensPor encima de todo, equipo. Es incuestionable el gran mérito de Moncho Fernández en este sentido. El gallego ha conseguido tener a sus órdenes a un grupo muy cohesionado, donde cada jugador conoce su rol a la perfección y donde el compromiso con el proyecto, con el club, es indiscutible. Hasta el momento no se le puede poner un lunar a su trayectoria. Ha ganado a Caja Laboral, Unicaja y Barcelona fuera de casa y suma 4 victorias más que el año pasado a estas alturas. El Obradoiro se ha hecho un equipo maduro, sólido y consistente. 

Los resultados, producto del buen juego. Defensivamente, a pesar de no ser un equipo excesivamente físico ni tener un gran pilar individual en esta faceta, son muy serios y juegan con intensidad. Un buen balance defensivo, un sistema en individual bien trabajado y varias defensas alternativas (zona 2-3, zona de ajustes o a toda cancha con ‘trap’ en media pista como ejemplos), son las bases que le aportan fortaleza al equipo.

En ataque cabe destacar la presencia de Andrés Rodríguez (un base), Alberto Corbacho (un alero) yaficion obradoiro Levon Kendall (un pívot). Los tres canalizan la mayor parte del juego ofensivo. Rodríguez, es un base de la vieja escuela, siempre aporta lo que el equipo demanda y es el máximo asistente de la liga con 6.53 app. Corbacho se sitúa entre los mejores anotadores de la competición (15.3 ppp) y es, posiblemente, el jugador con la mecánica de tiro más rápida de toda la ACB.

Kendall es el baluarte del equipo. Nunca tiene prisa por tocar balón, rara vez se carga de faltas, lee muy bien las situaciones de partido y es capaz de sacar petróleo al poste o anotar desde el exterior. Es el jugador más valorado del equipo (14.7). 

A partir de ahí, entran en acción hasta un total de nueve jugadores con casi 20 minutos por partido. Entre ellos,Pumprla y Hummel aportan polivalencia y poderío físico, Mejri si está centrado crea muchos problemas y Junyent, quien siempre ofrece algo gracias a su gran muñeca y un buen juego de pies al poste bajo. También se nota la mano del entrenador en este aspecto. Como apunte, un saque de fondo para el ‘5’ (Junyent la mayoría de las veces) de la que suelen obtener mucho beneficio.

kendallCon todo lo anterior se plantó el Obradoiro en el Palau Blaugrana hace 2 semanas. Ante un Barça al borde de un ataque de nervios y sin Navarro, el cuadro santiagués dio una auténtica exhibición de juego. Siguiendo a la perfección el gran planteamiento de Moncho Fernández, quien le dio un repaso táctico a Xavi Pascual, los pupilos del entrenador gallego dieron buena muestra de que son un equipo a tener en cuenta. Fue el gran momento del Obradoiro en estas 15 primeras jornadas.

Crecimiento real. Con las victorias y el buen juego se corre el riesgo de que las cabezas se dispersen. Tener los pies en el suelo y seguir trabajando con la misma humildad independientemente de los resultados es difícil, pero alcanzable. En lo anterior insiste permanentemente el entrenador. El ‘Obra’ de la temporada 09/10, entrenado por Curro Segura, estuvo a punto de entrar en la Copa del Rey y al final de temporada se consumó su descenso a la Adecco Oro. El objetivo sigue siendo la permanencia y superar esas 13 victorias del curso anterior, lo demás llegará sólo. Las experiencias pasadas deben servir como aprendizaje para progresar y evitar caer en errores anteriores.

Escrito por Alex Dacosta (@DacostapAlex)

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s