Ricky Rubio: La fantasía vuelve a Minnesota


Ricky Rubio: La fantasía vuelve a Minnesota

Ha sido una larga travesía en la que se han vivido momentos difíciles para franquicia y jugador. Desde aquella jugada desafortunada en el partido contra Lakers han pasado ya más de nueve meses. Durante este tiempo, prensa, compañeros de profesión y aficionados hemos vivido pendientes de la recuperación de un Ricky que ponía en pie, noche tras noche, al Target Center de Mineápolis. Ahora esa fantasía que atesora, que sólo poseen unos cuantos elegidos y que hace a ‘Ricky Business’ (como lo apodaba el gran Andrés Montes, D.E.P.) un jugador especial, está a punto de volver al estado de la ‘Estrella del Norte’.

Las dudas para otros. Cuando Ricky decidió marcharse a la NBA en el año 2011, hasta los más optimistas veían ciertas sombras en el rendimiento que el del Masnou podía ofrecer en la NBA. No en vano en su último año y medio en Barcelona se había convertido en un jugador intrascendente y vulgar en la mayoría de partidos. Pertenecía a un gran bloque en el que era una pieza más y no disponía de espacio para desarrollar su juego. Un espacio que estaba reservado para varias estrellas europeas –Navarro, Mickeal o Lorbek- y que sumado a un estilo de juego que poco lo beneficiaba, nos hizo ver a un jugador desaprovechado la mayoría del tiempo. Ninguna incertidumbre relacionada con su talento natural (aunque con la duda de saber si había perdido un tiempo valioso), ese que lo llevó a ser el debutante más joven enRubio bote la historia de la ACB. Había una enorme expectación por ver al jugador español con más futuro en la mejor liga del mundo y desde el primer día nos dejó claro que, las dudas para otros…

Jugando con una determinación tremenda en cada acción, aprovechando un baloncesto menos encorsetado y haciendo gala de su magnífica lectura del juego e inteligencia, pronto se asentó como el segundo jugador de más importancia en el equipo, sólo por detrás de Kevin Love. Se convirtió en un asiduo al doble-doble, rondándolo siempre, con unos promedios de 10.6 puntos, 8.2 asistencias y 4.2 rebotes y su influencia en el equipo se notó hasta el punto de pasar de un 21% de victorias en la temporada 10-11 a más del 51% hasta la lesión el curso anterior. Su posterior baja supuso un duro golpe en las aspiraciones de la franquicia por alcanzar los Playoffs. Después de la lesión, el equipo acabó con un nefasto balance de 5-20 la temporada que echó por tierra cualquier posibilidad en ese sentido.

Su repercusión en la liga. El alcance del español fue tal que se convirtió en un fijo en las jugadas destacadas cada noche, le llevó a la disputa del partido de novatos en el AllStar, recibió halagos de gente como Lebron James y fue considerado serio candidato al premio de mejor novato del año (aunque difícilmente hubiese superado a Kyrie Irving sin lesión). Sin duda, el Ricky que nos enamoró a los amantes del basket había vuelto para quedarse y lo estábamos disfrutando.

Rubio prensa 

Así apareció ‘la mala de la película’, la que nos ha hecho estar a todos pendientes de ese joven descarado dentro de la pista, en sesiones de rehabilitación, gimnasios y entrenamientos estos nueve meses. Un camino duro que espero haya valido la pena por el bien de Ricky y del baloncesto.

El equipo que Rubio dejó el Marzo pasado ha cambiado, los resultados así lo atestiguan. A pesar de haber tenido varias lesiones de importancia, actualmente la franquicia de una de las ‘Twin Cities’ es sexta de la Conferencia Oeste y aunque equipos como Mavericks y Lakers deberían mejorar, el objetivo de los Playoffs parece más factible este año. El equipo es más experimentado, más competitivo y tiene margen de mejora, algo, esto último, que pasa sin ningún género de dudas por las manos de Ricky. El del Masnou necesitará un periodo de aclimatación al nivel competitivo de nuevo, sus minutos se irán incrementando progresivamente y no se correrá ningún riesgo. Por ahora sabemos que esta promete ser una temporada ilusionante para los de Mineápolis.

Ricky ‘is back’. Su vuelta se produjo en la madrugada del sábado. Esperada por todos, se convirtió en la imagen de la noche en la NBA. La importancia de este jugador para la franquicia se evidenció en cuanto se ordenó el cambio para que el español saltase a la cancha. El Target Center en pie le brindó una ovación cerrada. Disputó sus primeros minutos y demostró a todos que está recuperado dando un recital en los 18 minutos que estuvo en el parquet. Luciendo una rodillera, revolucionó el partido en la primera parte. Al final sumó 8 puntos, 9 asistencias, 4 rebotes y, por supuesto, varios pases de canasta que fueron el deleite de la afición local. Incluso tuvo una posesión para ganar el partido que malogró. Todo llegará. Nuestro chico de oro se une a unos Minnesota Timberwolves a los que sólo les falta una cosa, la fantasía. Les falta, Ricky.

 

Escrito por Alex Dacosta (@DacostapAlex)

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s