José Manuel Calderón quiere recuperar la sonrisa en la Gran Manzana


imagen

Cómo en todo deporte de equipo que se precie, la fama, los focos, los minutos de televisión, se los suelen llevar las estrellas de éstos. Si hiciéramos el símil en la NBA, sin duda hablaríamos del denominado jugador franquicia. Un Lebron James, un Kobe Bryant, por poner un ejemplo. Un jugador de esa magnitud, hace soñar a cualquier equipo con conquistar el anillo de campeón.

Ahora bien junto con estos jugadores, existen otro tipo de hombres indispensables. Estas personas más silenciosas, que hacen un trabajo más sucio y que suelen tener siempre un rendimiento excelente. Esos jugadores que todo entrenador sueña con tener.

phil-jackson-180314

Uno de estos jugadores, sin lugar a dudas es José Manuel Calderón. El base extremeño ha sido el elegido (nada más y nada menos) por Phil Jackson,  para dirigir en la pista a los New York Knicks. De hecho fue la primera acción de Jackson, tras ser nombrado General  Manager.

A punto de cumplir 33 años y con una gran experiencia en la NBA, será el hombre, que junto a Carmelo Anthony debe guiar a los Knicks a mejorar la decepcionante temporada pasada.

Calderón contará con la ayuda de ser entrenado, por el que hasta el año pasado era jugador (y base cómo el español) en activo Derek Fisher. El de Villanueva de la Serena debe convertirse en la prolongación de Fisher en la pista.

RAPTORS - GRIZZLIES

En plena madurez deportiva (33 años en la NBA no son nada), Calderón debe recuperar la sonrisa que perdió hace unos meses.

Esa sonrisa que  comenzó a perder a finales de la temporada pasada, en unos Playoffs en que rindió por debajo de lo esperado en él con los Dallas Mavericks, y que se vio agravada con la decepcionante participación de España en el Mundial de Baloncesto.

Tanto Rick Carlisle (entrenador de Dallas), cómo Juan Antonio Orenga (ya ex entrenador de la Selección Española), no supieron explotar su juego. Si bien Calderón es uno de los mejores tiradores de la NBA desde la línea de tres, no puede estar esperando en una esquina, a recibir el balón para lanzar a canasta.

Con Carlisle, sólo era el encargado de subir la pelota. Luego difícilmente volvía a pasar por sus manos. De ahí que el número de asistencias por partido bajará con respecto a años anteriores. Su temporada en Dallas fue de más a menos. Pasó de titular indiscutible al principio, a terminar compartiendo minutos de juego con el base suplente, Devin Harris.

Calder__n_ 7 medallas en 10 a__os _10_

Si la cosa no fue muy bien en los Mavs, con Orenga fue peor, ya que no llegó a jugar de base. Los minutos que estuvo en pista (que fueron muy pocos y saliendo desde el banquillo), jugó de escolta y sin duda, el juego de la Selección se resintió. Si Calderón, el mejor de los tres bases españoles jugando en estático, hubiera jugado en su posición más minutos quizás el resultado del partido de cuartos ante Francia hubiera sido diferente. José Manuel debe dirigir el equipo y sentirse importante. Ahí es cuando se ve su mejor versión.

Una versión, que esperan ver los aficionados de los Knicks en el Madison Square Garden, una de las canchas más emblemáticas de la NBA. Sin duda si “Mr. Catering” (tal y cómo le apodaba el añorado narrador Andrés Montes), recupera la sonrisa, en la Gran Manzana disfrutaran mucho.

 

José María Santiago




contador



circuito contador

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s