El no tan deseado regreso de Carlos Cabezas


ce93b7c97ea8831859bbe17c36b83648_M

Hace unos días saltó la noticia de que el Caja Laboral prescindía de Carlos Cabeza, base malagueño que solo ha permanecido en la disciplina del club vasco por espacio de seis meses. Las razones del despido son variadas, aunque dejando de lado cuestiones extra deportivas y no totalmente probadas, lo cierto es que deportivamente el jugador no contaba para Zan Tabak.

Pronto en Málaga han empezado a surgir bastantes voces que abogan por el retorno de “el hijo pródigo”, porque el jugador fiche por el club en verano y vuelva al lugar donde se formó y donde logró no solo sus mayores éxitos, sino también los mayores éxitos del equipo.

Desde mi punto de vista, voy a enumerar los tres motivos principales por los que, no solo creo que Cabezas no debe fichar el año que viene por Unicaja, sino que no tiene calidad para fichar por un equipo grande de la Liga ACB.

1.- Va a cumplir 33 años el próximo mes de Noviembre. No estamos hablando precisamente de un jugador joven, sino de alguien veterano al que no le quedan demasiados años de baloncesto en activo y con el que no se puede en ningún lugar realizar un proyecto de futuro en el cuál tenga un papel importante. Un jugador al que no le quedan demasiados partidos que jugar y que basa su forma de jugar en su estado físico, al cual los años no perdonan.

2.- Nunca fue un buen director de juego, y sé que esta es una opinión personal, pero nunca me pareció un gran base. Si es cierto que rendía a gran nivel basando su juego en sus cualidades físicas y, que gracias a su actitud en la cancha, aportaba muchísimo más que muchos jugadores tal vez con mucha más calidad, pero, como base, si entendemos este puesto como el de dirigir un equipo, está claro que no era bueno; dejemos a un lado pre juicios y gratos recuerdos por su garra y logros en la cancha, no lograba que su equipo ejecutara un ataque en estático porque no sabía realizarlo y muchísimas veces, cuando iniciaba la jugada de ataque, le pasaba el balón a Berni Rodríguez para que éste, siendo escolta y teniendo más cualidades, se encargara de dirigir al equipo. Poseía un gran tiro de tres, defendía sobradamente bien y entraba con facilidad a canasta pero, a la hora de ejecutar los ataques en estático del equipo, sus entrenadores se apoyaban más en jugadores como Sonko, Jaumin o Pepe Sánchez, muchísimos mejores directores de juego que el marbellí.

Su rendimiento ha sido muy bajo en los últimos tiempos, tal vez aceptable en Zaragoza, donde el equipo no le exigía un rendimiento, partido a partido, demasiado alto, pero muy bajo en Vitoria, uno de los grandes de la Liga ACB, donde no ha rendido ni mucho menos al nivel esperado.

3.- Su entorno. Dejando claro que tanto la familia como el agente de un jugador buscan lo mejor para él, lo cierto es que Carlos Cabezas siempre ha estado muy mal aconsejado, nefastamente en algunos casos. Durante muchos años tuvo de agente a Gorka Arrinda, el cual pidió una cantidad de dinero a Unicaja, que al no poder pagarla el equipo malagueño, hizo que su representado se marchara a Rusia donde si le pagaban lo que quería. Arrinda siempre basó sus altas pretensiones en supuestos intereses por parte de equipos NBA, hinchados por él mismo o directamente falsos como ya se encargaron desde varios equipos de esa liga de enunciar.

Cabezas se marchó a Rusia y también fue el que no rindió al nivel que se esperaría de un contrato tan alto económicamente como el que firmó. Pero también es cierto que su agente fue el que aconsejó que diera el paso o el que lo convenció para que firmara un contrato que le iba a exigir un nivel de juego que nunca cumplió y para el que no tenía cualidades técnicas.

El mismo entorno que entraba en foros en Internet para defender a los que criticaban su mal juego y el mismo que en el Martín Carpena mandaba callar a los espectadores que estaban disconformes con su forma de jugar, fue el que le aconsejó llamar a los medios de comunicación para realizar una rueda de prensa donde se quejaba, estando sin equipo, que Unicaja no le hiciera una oferta formal para ficharlo. Un hecho esperpéntico e innecesario que dañó su imagen.

Que los árboles no nos impidan ver el bosque, Cabezas no es un jugador para Unicaja, no es necesario contar con él; quedémonos con todo lo que nos aportó pero tengamos claro que su tiempo ya pasó

Anuncios

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s