Gestas de Playoffs: Los Warriors de 2007


Gestas de Playoffs: Los Warriors de 2007

Durante los playoffs del 2007 se produjo uno de los más grandes pelotazos que se recuerdan en la historia de la NBA, protagonizado por los Golden State Warriors, un roster atípico entrenado por un loco genial: el siempre añorado Don Nelson.

Tras una tremenda sequía, los Warriors entran en playoffs ese año, después de una fantástica racha final de 16 victorias y 5 derrotas en la regular season. El registro final de 42 victorias les lleva a enfrentarse en primera ronda a los Dallas Mavericks de Dirk Nowitzki, finalistas el año anterior y máximos favoritos en el Oeste, que habían ganado nada menos que 67 partidos. Balance brutal para los tejanos.

Nadie daba ninguna opción a los de Oackland de rascar más de 2 victorias… pero Don Nelson y Baron Davis tenían otros planes. Con un juego de ataque salvaje (el celebre Run & Gun), jugando prácticamente sin elementos interiores (sólo Biedrins contaba como hombre alto) y con el genial playmaker liderando el ataque seguido de Stephen Jackson, Jason Richardson, Matt Barnes, Al Harrington y un bisoño Monta Ellis (todos ellos jugadores exteriores, Harrington inclusive), los Warriors derrotan a Dallas en el primer partido en Texas y viajan a San Francisco con un 1-1 en la serie.

En el Oracle Arena, el espectacular ambiente del pabellón (inundado de pancartas con el célebre “We believe”) espolea al equipo, que se impone en los dos partidos a unos desconcertados Mavs para colocarse con ventaja 3-1. Nowitzki lidera a su equipo de nuevo en Dallas, pero tan solo logra demorar lo inevitable: de nuevo en California un espectacular partido del trío Jackson-Davis-Barnes destroza al equipo del alemán que acaba apalizado 111-86. Jackson resulta imparable con 33 puntos y 7/8 en triples, mientras que un renqueante Davis anota 20 puntos, captura 10 rebotes y reparte 6 asistencias. Sumémosle la aportación del alero actualmente en los Lakers (16 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias) para explicar la superioridad de los de la Bahía, con Nowitzki naufragando con un 2/13 en tiros de campo.

El camino del equipo en playoffs acabaría en la siguiente ronda, cayendo ante Utah en otra impactante serie, pero la gesta estaba completada y el milagro de los Golden State Warriors quedó grabado a fuego en la historia de la liga.

Escrito por Juan Luis Barbero (@Juanlu_num7)

En JordanyPippen nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s