Huelga de aros caídos

Cualquier bien nacido no desea el mal de nadie y mucho menos cuando el daño afecta a un deporte que adoras y a una ciudad que quieres. Dicho esto, es conveniente dejar claro que cuando vives por encima de tus posibilidades lo lógico es que llegue un momento en el que no tengas ni para comprar... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: